Ya en la calle el nº 1047

El Noroeste, la Murcia vaciada

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Los municipios del Noroeste de la Región de Murcia, junto a los de la comarca del Río Mula, están sufriendo en su mayoría un proceso de despoblación. Esta zona de la región refleja la problemática de “la España vaciada”.

Según el Centro Regional de Estadística de Murcia (CREM), la Región de Murcia tiene un total de 1.552.457 habitantes, y el Noroeste, junto a la comarca de Río Mula, 94.506. Es decir, las poblaciones del Noroeste y Río Mula constituyen el 6,08% de la población total de la provincia.

Los grandes municipios de la región, como Murcia, Cartagena o Lorca, han aumentado su población en los últimos diez años. En 2013, el municipio de Murcia, según el CREM, contaba con 438.246 habitantes. Diez años después, en 2023, el dato es de 469.177 habitantes. Lo mismo sucede con Lorca, que en 2013 contaba con 92.712 residentes y esta cifra creció hasta los 98.447 en 2023. El municipio de Cartagena pasó de 217.641 vecinos en 2013 a 218.050 en 2023.

En contraste con el resto de la provincia, a excepción de algunos municipios de la región como Abanilla, Ricote, Ulea y Ojós, que también han visto su población reducida, en el Noroeste se encuentran la mayoría de pueblos que han perdido habitantes en los últimos diez años.

El Noroeste, la Murcia vaciada

Aumentaron su población

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en un periodo de diez años, los municipios de Mula, Pliego y Albudeite son los únicos de la zona que han conseguido aumentar su población. En 2013, Albudeite tenía 1.371 vecinos y en 2023, 1.390.

Pliego terminó 2023 con un total de 3.937 habitantes, en 2013 eran 3.901. En el caso de Mula, en 2013 contaba con 17.057 personas, y en 2023 son 17.382. Pese a que estas poblaciones han tenido épocas de
fluctuación, han conseguido incrementar su número de residentes si tenemos en cuenta los últimos diez años.

Los grandes municipios de la provincia, como Murcia, Cartagena o Lorca, han aumentado su población en los últimos diez años

Otros municipios como Campos del Río, Bullas y Caravaca de la Cruz, según el INE, han perdido población desde 2013. Sin embargo, si se miran los datos desde 2018 su población ha aumentado, es decir, han incrementado sus habitantes en los últimos cinco años y su tendencia es al alza.

Campos del Río en 2018 contaba con 2.045 habitantes; en el periodo hasta 2023 esta cifra aumentó en 2.143. En el caso de Bullas, su población actual es de 11.664, según los datos de 2023. Sin embargo, en 2018 era de 11.547 vecinos. Caravaca de la Cruz en 2018 contaba con 25.730 habitantes, esta cifra
ha crecido hasta llegar a los 25.756 en 2023.

El Noroeste, la Murcia vaciada
Campos del Río
El Noroeste, la Murcia vaciada
Bullas
El Noroeste, la Murcia vaciada
Caravaca
El Noroeste, la Murcia vaciada
Mula
El Noroeste, la Murcia vaciada
Pliego
El Noroeste, la Murcia vaciada
Albudeite

Las más despobladas

Por último, se encuentran Calasparra, Cehegín y Moratalla, estos municipios han visto reducida su población. Los casos más notorios son Cehegín y Moratalla porque se ha producido una pérdida de
población constante, como se lee en los datos anuales de los últimos diez años.

Calasparra en 2013 contaba con 10.558 vecinos, este dato bajó en el periodo a 2018, a los 10.165. Volvió a verse reducido hasta que en 2023 descendió a 10.161. La caída de población es evidente.

En 2013, Cehegín tenía 16.267 habitantes, esta cifra decreció en los siguientes cinco años hasta las 15.022
personas. Los últimos datos recogidos en 2023 reflejan el significativo descenso de población, Cehegín tiene un total de 14.485 habitantes, casi dos mil menos que en 2013.

Los efectos de la despoblación son también claros en Moratalla. Un total de 8.229 personas vivían repartidas por el municipio en 2013, esta cifra se redujo a 7.954 en 2018.

Ahora, Moratalla cuenta con 7.588 vecinos y pierde población todos los años, al igual que Cehegín.

Juan Soria, alcalde de Moratalla, apunta a la falta de empleo en las pedanías y a la poca industrialización como causas de la despoblación en la zona, pero sobre todo a la poca financiación para llevar a cabo iniciativas. “El despoblamiento se combate con dinero”, afirma. Según el alcalde lo más importante serían
las comunicaciones, tanto la red de carreteras, como la conexión a internet en las zonas rurales y proyectos que generen empleo.

“El despoblamiento se combate con dinero”
Juan Soria, Alcalde de Moratalla
Tweet
El Noroeste, la Murcia vaciada
Calasparra
El Noroeste, la Murcia vaciada
Cehegín
El Noroeste, la Murcia vaciada
Moratalla

Migración

Los movimientos migratorios son una de las causas que afectan a las variaciones de población dentro de los municipios del Noroeste y de la comarca de Río Mula. Muchas emigraciones se dan entre los propios municipios de la Región de Murcia y la mayoría son a núcleos urbanos como Murcia.

Por ejemplo, Calasparra tuvo 140 emigraciones dentro de la región, de las cuales 47 fueron a la ciudad de Murcia. Es el mismo caso de Caravaca que de sus 245 ciudadanos que decidieron cambiar de municipio murciano 85 se mudaron a Murcia y en segundo lugar, 44 a Cehegín, siendo la diferencia numérica
considerable. Es decir, la tendencia generalizada de la población es a abandonar las zonas rurales y concentrarse en los núcleos urbanos grandes.

Un informe de Esade Center for Economic Policy de 2022 asegura que municipios rurales de comunidades
como Castilla y León perdían población mientras que aquellos que colindaban con capitales de provincia crecían. El informe apuntaba que los municipios españoles pequeños cercanos a grandes capitales experimentaron un crecimiento superior al 50%.

La despoblación en los municipios del Noroeste y la comarca del Río Mula es algo cada vez más notable, que pone de manifiesto la desruralización de la región. La tendencia a la agrupación de los habitantes en las ciudades no es algo aislado de la Región de Murcia sino una tendencia nacional que hace pensar sobre la distribución de la población y los motivos que están llevando a la concentración de las personas en las ciudades.

Ante este problema, a finales de febrero se creó la Comisión Especial de Estudio para abordar el Reto Demográfico y la Despoblación en la Región de Murcia al objeto de analizar las causas de la baja natalidad en la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia y la realización de propuestas para revertir esta situación, así como analizar posibles soluciones al problema de la despoblación en las zonas rurales de la Región.

El semanario El Noroeste seguirá, a través de diferentes reportajes, abordando el problema de la despoblación, desde diferentes perspectivas y puntos de vista de expertos en la materia.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

  • Sonrisa Saharaui
  • JUNIO MULA 24
  • Bobicar
  • Ortodent
  • ROALF
  • lymaco
  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • automoción caravaca
  • Heroes en librerias
  • TEOFILO A LA VENTA
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp
Suscripción ELNOROESTE

Un comentario

  1. …. si hubiera voluntad política para proteger al noroeste de la Región de Murcia de la despoblación, hace años que tendríamos autovía Jumilla-Caravaca-Lorca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscripción ELNOROESTE