JAIME PARRA

Cerca de 27.000 muertes prematuras se producen en España por afecciones derivadas de la contaminación del aire. Este dato, proporcionado por la Agencia Europea de Medio Ambiente, lo recogía Ecologistas en Acción en su Informe sobre calidad del aire en España publicado en 2004.
Además de las muertes, las enfermedades, ya que la contaminación afecta especialmente afecta al sistema respiratorio y cardiovascular y a grupos de riesgo como los niños y niñas en edad escolar, personas con patologías previas (alergias, EPOC, bronquitis crónica, problemas cardiovasculares, etc.), personas mayores e individuos haciendo ejercicio o trabajos intensos en el exterior. El Informe también recoge cómo determinados contaminantes afectan a la cantidad y a la calidad de los cultivos.

 

JAIME PARRA
Cerca de 27.000 muertes prematuras se producen en España por afecciones derivadas de la contaminación del aire. Este dato, proporcionado por la Agencia Europea de Medio Ambiente, lo recogía Ecologistas en Acción en su Informe sobre calidad del aire en España publicado en 2004.
Además de las muertes, las enfermedades, ya que la contaminación afecta especialmente afecta al sistema respiratorio y cardiovascular y a grupos de riesgo como los niños y niñas en edad escolar, personas con patologías previas (alergias, EPOC, bronquitis crónica, problemas cardiovasculares, etc.), personas mayores e individuos haciendo ejercicio o trabajos intensos en el exterior. El Informe también recoge cómo determinados contaminantes afectan a la cantidad y a la calidad de los cultivos.

De mala a preocupante
En la Región de Murcia la calidad del aire ha evolucionado de mala a preocupante. “Murcia está apareciendo en el tramo de arriba de las regiones y ciudades con mayores problemas de contaminación atmosférica; detrás de Madrid, Barcelona o Valencia”, indica Pedro Belmonte, responsable del área Calidad de Aire en la Región de Murcia, quien, acompañado de Ana García, presidenta de Ecologistas en Acción Región Murciana, y Jesús Cano (Plataforma Aire Limpio de Alcantarilla), presentaron el Informe referente a 2015.

La contaminación por ozono en Caravaca de la Cruz
En 2014, el dato más llamativo del informe fue que la contaminación por ozono se estaba trasladando de Lorca a Caravaca: en este municipio, (el único de la comarca con estación medidora) se pasó de 17 días en 2013 a los 50 de 2014, según las estaciones medidoras de ambas localidades, ya que en el primer caso ha reducido sus superaciones de contaminación de los 85 días de 2013 a tan sólo dos en 2014, mientras que en Caravaca ocurrió lo contrario, superó en 50 días el tope marcado por la legislación europea.
En 2014, a preguntas de Ecologistas, Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental reconoció desconocer cuáles fueron las causas del gran número de superaciones de ozono. Aunque en 2015, sólo ha habido una superación del valor diario de ozono troposférico en la estación de Caravaca.
Como hipótesis de trabajo, Pedro Belmonte aventura, advirtiendo que no existe estudio o investigación que lo avale: “que la dinámica local de vientos hubiese trasladado el ozono generado en Lorca a la zona de Caravaca, cosa que no ha ocurrido en 2015”.

La comarca del Noroeste
Pese a que la falta de otra estación medidora dificulta dar un diagnóstico de calidad del aire más preciso, los datos de la estación de Caravaca señalan que es la que tiene mejor calidad del aire de toda la red de vigilancia atmosférica regional.

Decepcionante Plan de Mejora de la Calidad del Aire
A juicio de Pedro Belmonte, el Plan de Mejora de la Calidad del Aire, planteado por la administración regional, resulta decepcionante y no es un instrumento útil para resolver el complejo problema de la contaminación atmosférica en nuestra región.
Ecologistas en Acción demanda a la administración regional la realización de estudios epidemiológicos, de prevalencia e investigaciones sobre los impactos en la salud humana de la contaminación atmosférica y un Plan de mejora de la calidad del aire con objetivos de calidad basados en los valores límite de las directrices de la OMS, con una financiación suficiente para su desarrollo y con medidas preventivas, de información y concienciación ciudadana sobre la contaminación atmosférica y el aumento de recursos humanos e infraestructuras para la mejora de la calidad del aire en nuestra región.

Maneras de contribuir de los murcianos
La ciudadanía puede contribuir significativamente a la disminución de la contaminación atmosférica de muy diversas maneras, señala el responsable de Ecologistas en Acción, quien enumera: “usando el transporte público como elemento de desplazamiento preferente, caminando o usando la bicicleta para moverse en la ciudad, compartiendo el vehículo privado, comprando o usando electrodomésticos más eficientes, reduciendo nuestro consumo eléctrico (no olvidemos que parte de la electricidad es generada por centrales que utilizan combustibles fósiles y emiten a la atmósfera), reciclando nuestros residuos, exigiendo a sus administraciones locales y regionales medidas para mejorar la calidad del aire”.