FRANCISCO MARÍN/EDITOR EL NOROESTE

A lo largo del año 2018 el semanario El Noroeste ha organizado una serie de actos para conmemorar los 20 años desde su aparición ante los lectores de nuestra comarca. Coincidiendo con la clausura de esta celebración vamos a encontrarnos de nuevo con todos aquellos que han hecho posible que este periódico siga siendo una realidad, y con ello expresar nuestro reconocimiento a las personas, asociaciones e instituciones que con su labor y entrega hacen de nuestras comarcas un lugar mejor para nuestra convivencia en comunidad.

En estos ya más de 20 años, El Noroeste no ha pretendido ser protagonista sino cronista de nuestra realidad, contribuir con profesionalidad a un mejor conocimiento de lo que ha acontecido y ayudar a resaltar los logros y las potencialidades de nuestros pueblos. En alguna ocasión anterior hemos mencionado que han sido unos años de grandes transformaciones en lo económico y también en el plano social y cultural. Hemos vivido con angustia las graves consecuencias que la crisis desatada hace 10 años provocó a muchos de nuestros vecinos y también hemos celebrado con emoción aquellos éxitos y acontecimientos individuales o colectivos que nos han alegrado y enorgullecido.

La prensa escrita ha sufrido un fuerte impacto como consecuencia de la aparición de otros medios de comunicación e información. La mayoría de los periódicos editados en papel han sufrido severas caídas de distribución y venta y buena parte de ellos han desaparecido o reconvertido su actividad a edición digital. El Noroeste ha seguido apostando por la edición impresa, mejorar los contenidos y la presentación, reforzar la presencia en la calle y ampliar el territorio en el que se edita. Son ya nueve municipios con 100.000 habitantes la base territorial en la que este periódico asienta su actividad, genera información, comunica a sus habitantes y fomenta un sentimiento de cercanía con nuestra tierra.

Con la celebración de este 20 aniversario hemos pretendido agradecer la colaboración que hemos recibido y recordar a todos que nuestro espíritu informativo continúa con vigor. EL  Noroeste es una empresa editorial ejemplo de integración laboral de personas con discapacidad intelectual. Todos los que formamos parte del periódico hemos aprendido algo esencial de la labor individual de cada uno: no importan las características personales de los trabajadores sino el compromiso y la bondad de los propósitos que nos mueven en nuestro desempeño diario.

También para clausurar nuestra celebración de cumpleaños vamos a entregar los Premios de El Noroeste. Este acto es el verdadero protagonista de nuestra celebración. Las personas y entidades reconocidas en esta edición representan lo mejor de lo que somos y encarnan los valores de lo que debemos aspirar en el futuro. Su ejemplo nos muestra un compromiso de esfuerzo, solidaridad, superación y excelencia. Sigamos confiando en ello.