MICAELA FERNÁNDEZ

El muleño Manuel Susarte presentaba el pasado mes de abril su primer libro ‘Atropia’ una publicación que ha sido muy bien acogida por los lectores.

Hablamos con su autor sobre este primer libro.

Atropia

¿’Atropia’ se presentaba el pasado mes de abril dentro de las actividades por el Día del Libro, ¿cómo está funcionando?

A nivel personal, me está dando muchas satisfacciones porque cada vez que recibo un mensaje de alguien que ha podido leer mi libro, es una sensación muy agradable. Al resto de niveles como se puede esperar de una obra prácticamente autopublicada sin publicidad más allá de las redes sociales del propio autor.

Conocíamos al Manuel escritor de relatos. Enfrentarte a publicar y publicar una novela, ¿cómo ha sido dar ese paso?

No te voy a decir que ha sido obligado porque soy grandecito y a muy pocas cosas me obligan ya, pero sí es cierto que con el impulso de mis amigos, siempre lo digo, nunca me cansaré de decirlo, librería Caballero para mi ha sido fundamental, tanto por su dueño Pedro Castillo, que es uno de mis mejores amigos y que es probablemente el que más culpa tenga de que esto haya llegado a buen puerto, empezando por él, siguiendo por su hermano Antonio, por los miembros del Club de Lectura que han estado siempre detrás machacando «hazlo hazlo» y sobre todo mi mujer que fue la que dijo te voy a dar un tiempo libre, tómatelo y empléalo bien, escribe y gracias a eso pude publicar la novela y librería Caballero y el Club de Lectura que, tanto Pedro como editor y ellos como compañeros, son los que me han ayudado a publicarla.

El hecho de tener una vida paralela, que la escritura haya sido una afición, esto lleva muchas horas.

Ha sido algo atípico porque me he dado cuenta que, en mi caso, no lleva tantas horas. Yo he descubierto que con dos horas diarias, que hay que tenerlas también es cierto, con dos horas diarias yo puedo tener un tiempo de producción de escritura bastante razonable y puedo tardar, seis, siete meses en completar una obra, teniendo dos horas diarias.

Tengo una edad ya, mi trabajo me permite tomarme ese tiempo libre al día, mis hijos, tanto Celia como Manuel, ya son mayores, ya son autónomos ya no necesitan de mi presencia constante, mi mujer es un apoyo fundamental, mi mujer es la que se encarga de hacer las cosas que tendría que hacer yo cuando estoy escribiendo y gracias a ellos se puede escribir bastante bien.

Sí que hay escritores, sobre todo los que se dedican a ello, que tienen que estar a jornada completa pero yo, como no me dedico a ello, me lo tomo como un hobbie, sólo dedicándole un ratito al día, me despejo del trabajo, me despejo de las preocupaciones diarias y lo invierto en algo que me gusta que es escribir, y así van saliendo las obras. Y van saliendo a un ritmo que, además, he descubierto que si no hubiera sido tan ‘perro’ el resto de mi vida yo tendría una obra literaria importante porque, desde que terminó la pandemia he terminado la novela que hemos publicado, he terminado otra que está pendiente de valoración y estoy escribiendo otra.

¿Necesitas un entorno adecuado para escribir?

Es curioso, en mi casa tengo un rincón para escribir y he descubierto que para escribir necesito sólo un rincón que esté mirando a la pared, que no tenga nada con lo que distraerme. De esas dos horas que necesito para escribir, realmente necesito sólo 40 minutos, la otra hora y 20 la paso mirando las musarañas, mirando la mosca como se mueve de un lado para otro, que es impresionante como se mueve la mosca.

¿Qué va a encontrar el lector?

La primera vez que me preguntaron esto fue en la presentación, nunca había pensado que tuviera que hablar yo de mi libro y no supe que decir.

Es un libro de misterio, es un libro escrito en primera persona y, aunque no soy yo el personaje ni era mi intención hacer nada autobiográfico, sí he descubierto escribiéndolo que hay muchas cosas de las que habla este personaje que las podría yo decir perfectamente, las calles por las que pasea son las calles por las que yo paseaba cuando era niño, y las casas que se ven y los personajes con los que va interactuando tienen que ver un poco con gente que yo conocí a lo largo de mi juventud.

Cualquier persona que viva en Mula conocerá calles, bares, restaurantes, personajes.

El personaje principal no lo pasa bien, hace un camino del héroe que he descubierto hace poco lo que significa porque yo he sido muy lector pero a nivel usuario, yo no he profundizado nunca en la temática ni en la estructura de la literatura.

Mi personaje hace un camino del héroe que se muestra que no lleva a ningún sitio. Sale de su pueblo cuando era niño, hace todo un periplo vital y vuelve a acabar en el sitio donde se inició, y a lo largo de ese periplo le pasan un buen puñado de cosas que yo creo que son interesantes.

Es una novela de misterio, me gustaría creer que de miedo y al fin y al cabo es algo, es una lectura ligera. No quiero que el que llegue aquí piense que va a encontrar la novela de su vida ni algo que les cambie la vida, pero sí algo que le entretenga y que cuando termine diga uff, qué bien lo he pasado leyendo esta novela.

El libro del que hablabas tienes terminado, ¿sigue la misma línea que Atropia?

Lo tengo presentado a varios concursos y, no, uno acaba escribiendo de lo que sabe, yo sigo trabajando en una misma línea porque creo que es lo que me sale bien. Aunque me he propuesto escribir cinco libros de cinco géneros distintos, este primero es de misterio casi terror, el que está presentado a concurso es histórico, el que estoy escribiendo ahora es una novela negra y después quiero escribir algo de humor y, el quinto ya veremos, menos novela romántica que estoy convencido no me sale, probablemente alguna biografía, pero quiero hacer cinco novelas distintas.

¿Te veías en algún momento hablando de ‘tú’ libro?

No, no me veía, sí que he escrito mucho, sobre todo cositas cortas, que seguían mis amigos, pero así como libro, libro, decir he escrito un libro, realmente no.

Cuando me dieron la primera caja con los ejemplares y vi el copyright Manuel Susarte Román, realmente no me lo creía, todavía no me hacía muy a la idea. Estoy muy contento, estoy viendo una época muy satisfactoria gracias al libro.

¿Qué se siente al pensar que alguien en su casa está en este momento con tu libro entre las manos?

No pienso en eso, a la vez que hablamos de la génesis, desarrollo y alcance del libro, tenemos que acabar en lugares comunes y atópicos. Es cierto que cuando me pongo a escribir no pienso en nadie sólo en mí. Yo escribo lo que quiero contar y cómo me gustaría que me lo contaran a mí, no pienso en el lector futuro.

No siento ninguna presión ni nervios ni ansiedad de pensar que alguien estará leyendo, de hecho, procuro no pensar en el que me va a leer. Cuando me llaman y me dicen algo sobre el libro realmente es cuando soy consciente de, se lo ha leído, ha cogido las 300 páginas, pero soy consciente de que me van a leer cuando alguien me dice que se lo ha leído.

‘Atropia’ está disponible en Librería Caballero de Mula y compramilibro.com. Síguelo en Manuel Susarte Román (Facebook) y susarteroman (Instagram).