Al comienzo del estado de alarma, debido a la crisis sanitaria causada por la COVID-19, la asociación Mascarillas Solidarias de Asturias se puso en contacto con el Dr. Javier Fernández Fernández, del Área de Microbiología de la Universidad de Oviedo y compañero de un servidor, para comunicarle que tenían a unas 400 personas de todo el Principado de Asturias cosiendo mascarillas de forma altruista y para saber si existía la posibilidad de esterilizarlas en la Universidad de Oviedo y poder ser donadas posteriormente. La Gerencia de la Universidad de Oviedo le comunicó que existía un equipo de esterilización de material de laboratorio, en el laboratorio del Profesor Francisco Parra, del Departamento de Bioquímica del Campus de El Cristo. Este equipo es un autoclave con sistema de secado que eleva su temperatura hasta 121ºC y aplica una presión de 2 atmósferas, eliminando cualquier microorganismo presente en el material que se deposite en su interior, incluyendo el virus SARS-Cov-2.

Miembros del equipo de esterilización de mascarillas

Miembros del equipo de esterilización de mascarillas

En esa misma época, el Ayuntamiento de Maraña, en León, había organizado también una red de 120 personas que confeccionaban mascarillas del mismo modo, y a través del sindicato CSI Asturias se puso en contacto con la Gerencia de la Universidad de Oviedo. Estas dos redes altruistas realizaron así la esterilización de los primeros miles de mascarillas quirúrgicas elaboradas.

Una vez puesta en marcha la red de esterilización, otras redes de elaboración de mascarillas se fueron poniendo en contacto con el profesorado del Área de Microbiología y la Gerencia de la Universidad de Oviedo, como profesores del Centro de Formación Ocupacional, donde el personal se había organizado para crear un taller de elaboración capaz de elaborar miles de unidades por semana, la Asociación Humanitarios de San Martín (Aller, Asturias) y el Ayuntamiento de Las Regueras (Asturias). Cada semana se reciben más de 10.000 mascarillas para autoclavar, a las que en los próximos días se añadirán nuevos envíos desde el Ayuntamiento de Cangas de Onís (Asturias) y el Ayuntamiento de Parres (Asturias).

mascarillas dentro del equipo esterilizados.

mascarillas dentro del equipo esterilizados.

Estos lotes de mascarillas, recibidos dos o tres veces por semana, son esterilizados por personal voluntario de la Universidad de Oviedo, al que me sumé sin dudarlo al enterarme de lo que llevaban entre manos. Los lotes de mascarillas, una vez estériles, son distribuidos por los encargados de cada red de elaboración.

Queremos dar a conocer esta iniciativa al resto de Comunidades Autónomas, para que, si disponen de un equipo similar en instalaciones de Universidades o Centros de Investigación, se sumen a la esterilización de las mascarillas solidarias que se están elaborando de forma generosa por muchas personas a lo largo y ancho de todo el territorio nacional. Cada gesto suma para contribuir a doblegar esta situación, que, por desgracia, nos ha tocado vivir. ¡Ánimo!