Mónica Sánchez García, concejal de Urbanismo en el Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz

Desde nuestra llegada al Ayuntamiento de Caravaca tuvimos clara nuestra hoja de ruta: toma de decisiones, acción frente a parálisis y desatascar temas anquilosados durante años para ofrecer alternativas y oportunidades que mejorasen la vida de los ciudadanos. Ni la llegada de la situación excepcional que vivimos debido a la pandemia ha podido frenar nuestra ilusión por salvar obstáculos e intentar cada día poner nuestro granito de arena en la consecución de una labor global.

Mercado de ganado de Cavila

Dentro de este planteamiento pusimos nuestra mirada en el edificio del Mercado de Ganado de Cavila, un enorme espacio municipal de 40.000 metros cuadrados enclavado en el principal polígono industrial del municipio que lleva prácticamente sin uso desde que se construyó hace unos 30 años, en 1991. Mantener cerradas unas instalaciones de estas dimensiones en una zona industrial no tiene sentido, máxime cuando atravesamos una de las peores crisis económicas, derivada de la sanitaria, de las últimas décadas. Había que buscar una solución para transformar un espacio muerto en un lugar de oportunidad de creación empleo y riqueza para nuestra tierra.

En el Pleno del mes de noviembre pasado llevamos la propuesta para la aprobación inicial de la desafectación de este edificio, con el fin de cambio jurídico de bien de dominio público a bien patrimonial, y darle un uso diferente del que tiene ahora mismo, que es ninguno. En ningún momento estamos hablando de vender la instalación, como se ha encargado de prodigar a los cuatro vientos el Grupo Municipal Socialista, tan dado a sembrar la duda.

Me gustaría saber por qué el PSOE prefiere dejar el Mercado de Ganado como está en lugar de apoyar la posibilidad de convertir ese espacio, situado en una zona industrial, en lugar de oportunidades para nuestros vecinos. Cuando tuvieron la oportunidad no le prestaron la más mínima atención a este espacio.

El señor Fuentes ha salido públicamente en reiteradas ocasiones lanzando la idea de la venta del espacio, pero eso de nuestra boca no lo ha podido escuchar. Una vez más, como tantas otras veces, intenta enturbiar una propuesta con la que, estando de acuerdo o no, sigue un procedimiento totalmente impoluto, cumpliendo plazos y exposiciones al público como manda la ley. Cuando escucho hablar al señor Fuentes de las pretensiones ocultas de este equipo de Gobierno, de la falta de transparencia y de lo poco apropiado que es, sólo veo a un partido político resentido y resabiado. Con actitudes como esta nos reafirman en la creencia del gobierno de actos pobres o inexistentes que llevaron a cabo la legislatura anterior.

Darle otra oportunidad a ese espacio es nuestro objetivo. Pero todo eso sólo se llevará a cabo con este primer paso que es la desafectación. Tras el primer paso que es la desafectación, se buscará la mejor solución para el mercado de ganados. El PSOE ha dejado claro que el uso que le dieron en su etapa de gobierno fue residual, que no cuentan con ideas para poder llevar a cabo y sumar, que es de lo que se trata. Ellos solos se retratan.

No hay trampa ni cartón, no hay motivos ocultos, no hay dobleces señor Fuentes. Hay determinación por buscar una Caravaca mejor. Cada vez que espero que don Enrique Fuentes esté a la altura de las circunstancias la decepción es mayor. Pero nosotros seguiremos con la hoja de ruta que trazamos en junio de 2019 porque la ilusión por conseguir resultados es nuestro mejor estímulo.