El hermano mayor de la Cofradía de la Vera Cruz, Luis Melgarejo Armada, hizo entrega esta semana al presidente de la Fundación Jesús Abandonado, José Moreno Espinosa, de un cheque por valor de 1.000 euros. Este importe corresponde al dinero recaudado en la colecta extraordinaria de la misa de enfermos e impedidos del día 12 de septiembre dentro de la celebración del Solemne Quinario de Exaltación de la Vera Cruz. Atendiendo a uno de los compromisos marcados por la Cofradía se recupera la labor social que antaño tuvo, colaborando con instituciones y colectivos que trabajan con los más desfavorecidos.

El acto de entrega tuvo lugar en el marco de una visita a las instalaciones del centro de acogida de la Fundación, ubicado en la carretera de santa Catalina. Allí, parte de la junta representativa de la Cofradía de la Vera Cruz conoció de primera mano las instalaciones y programas que se llevan a cabo, entre ellas el centro de día con el comedor social, el ropero o el servicio odontológico, entre otros.

También tuvieron oportunidad de conocer el proyecto del nuevo edificio en el que la Fundación Jesús Abandonado ubicará sus talleres y programas de formación y recuperación personal. El principal objetivo es ayudar a los usuarios a reintroducirse en la sociedad.

Moreno Espinosa agradeció la visita de la junta representativa y del hermano mayor, así como la recaudación que irá destinada a mejorar la labor de la Fundación.

Luis Melgarejo se mostró impresionado por el trabajo “y la gran labor social que lleva a cabo la Fundación Jesús Abandonado”.

Jesús Abandonado en cifras

La Fundación Jesús Abandonado ha acogido en lo que va de año a más de 1.680 personas, ofreciendo más de 298.910 servicios de alimentación, y ha conseguido para 142 personas una segunda oportunidad en forma de inserción laboral. Más de 400 voluntarios dan apoyo a la Fundación en servicios como enfermería, atención psicológica; servicio de podología, ginecología y odontología; lavandería; ducha y ropería; peluquería y servicio de higiene personal.