Pedro Antonio Hurtado García

En un marco, siempre distinguido, como el de la Asamblea Regional de Murcia, localizada en la ciudad portuaria de Cartagena, se presentó el pasado viernes, día 23 de abril, el cartel anunciador del “LX Festival Internacional del Cante de las Minas”, de La Unión.

Cartel de LX edición

La bailaora.- Intervinieron en el acto Alberto Castillo Baños, presidente de la Asamblea Regional, quien tuvo reseñas históricas para el que dijo “es el festival de flamenco más importante del mundo”, añadiendo que “este año tiene a la figura de la bailaora como protagonista”, refiriéndose al cartel en el que figura un primer plano de una bailaora sevillana con traje de faralaes. Hizo referencia a los orígenes del certamen, en 1961, año en el que, “tras una brillante actuación del desaparecido Juanito Valderrama, surgió la iniciativa de Asensio Sáez de organizar una acción dirigida a homenajear a los antiguos mineros, esas personas, de profunda afición, que recurrían al cante para convertir su trabajo en algo más llevadero y menos duro. El éxito de la insuperable idea no pudo ser más apoteósico, por lo que, en su segunda edición, se le otorgó carácter nacional. Partiendo de ese improvisado germen, su crecimiento y desarrollo no ha podido resultar más espectacular, hasta conseguir categoría de imparable, de tal manera que se alcanzó el, entonces, impensable hito, luego trasformado en pura realidad, del reconocimiento de ‘Interés Turístico Nacional’, en el año 2006”, precisó el presidente de la Asamblea Regional, quien, para concluír, felicitó a la organización, ya que -sentenció- “el excelente trabajo y el gran esfuerzo adicional realizados, permitirán que los cantes flamencos y mineros resuenen, en vivo y en directo, con toda su intensidad y pasión”.

Cromatismo y policromía.- También hizo uso de la palabra Pedro López Milán, alcalde de la localidad que es sede del certamen desde su fundación. El alcalde citado ostenta, además de la condición de máximo mandatario de La Unión, la presidencia de la “Fundación Cante de las Minas”, un hombre cuya ilusión en este festival, ganas de divulgarlo con la mayor intensidad posible y ánimo de que se desarrolle siempre con la máxima brillantez, son valores que, por conocidos y reiterados, no hace falta resaltar y que, él, expone con profundo sentimiento en cada ocasión que se le presenta, siendo, quizás, el más intenso, profundo y sentido valedor del certamen que nos ocupa. Repasó la historia del cartel, su composición y dijo que “tras un visionado de los distintos carteles de la historia del festival, Pedro Diego Pérez Casanova, autor del cartel que se presenta, comprobó que existían elementos comunes, tales como guitarras, carburos, castilletes, etc., etc., pero que no se había tratado la imagen de la bailaora como protagonista, ya que la obra del pintor cartagenero ofrece una bailaora diferente, dotada de una impronta que la define claramente como ‘unionense’, cuyo cuerpo acaba fusionado con la imagen de las minas y sus característicos colores, gracias al atinadísimo uso de la paleta del artista y el empleo de sus texturas” –matizó-. “Una magistral lección cromática inigualable –añadió-, a la que el artista recurre a menudo en sus paseos por la Sierra Minera. Pérez Casanova consigue como resultado, de esta manera, una obra que invita al espectador a descubrir, y que, en una primera impresión, brinda la información ‘del qué’, confirmando el flamenco, mientras que, en una segunda mirada, un poco más pormenorizada y dirigida al juego de texturas y al color, nos descubre ‘el dónde’, con La Unión como destino final de este viaje cromático de ajustadísima policromía”-concluyó-.

Obra de inspiración.- Intervino, igualmente, el autor del cartel que se presentaba, Pedro Diego Pérez Casanova, explicando la inspiración, idea, razones y argumentos que le hicieron alumbrar esta obra que, ciertamente, impactó favorablemente entre la concurrencia, asistentes que, por cierto, guardaron escrupulosamente las distancias de seguridad que exige la pandemia, exhibieron la mascarilla permanentemente y dieron ejemplo de que se pueden celebrar acontecimientos de esta naturaleza, siempre que no se sobrepase el aforo y se mimen las normas establecidas por las autoridades sanitarias, algo que, en este caso, constituyó todo un verdadero ejemplo.

“El Mati” fue “el jefe” en 2019.- La intervención artística puede que fuera, sin muchas dudas, la más esperada, ya que iba a ofrecerse una soberbia actuación a cargo del ganador de la “Lámpara Minera” de 2019, Matías López Expósito “El Mati”, con el acompañamiento a la guitarra de su inseparable y virtuoso de las seis cuerdas, David Caro. Ambos, unidos, deleitaron a la concurrencia con lo más selecto de su flamenco repertorio, expresado con la profundidad, intensidad y garra que derrochó “El Mati” en la fase de selección y la actuación de confirmación que le supusieron hacerse con la “Lámpara Minera” de la edición de 2019, en la que se proclamó verdadero “jefe” de las veladas celebradas.

Nutrida representación social.- Entre los asistentes se hallaban numerosas personalidades del mundo de la política, la cultura, deporte, empresa y otros campos sociales, quienes siguieron con total atención la presentación de la que informamos.

Las tecnologías dominan.- Para la edición de este año, se brinda la oportunidad, profunda y tecnológicamente perfeccionada sobre ediciones anteriores, de poder presenciar el certamen a través de la “web” de “Facebook”, de la que dispone la organización, o de su canal oficial de “YouTube”, gozando de la ventaja de seguir las emisiones, de esta forma, desde el punto geográfico que más le acomode al interesado.

En “La Maquinista de Levante”.- El certamen recupera los conciertos presenciales y al aire libre, después de la “pesada broma” que nos deja el traidor coronavirus, teniendo como marco escénico, en esta ocasión, el antiguo edificio de “La Maquinista de Levante”, especialmente con el fin de poder cumplir con las normas sanitarias y de seguridad aconsejadas por las autoridades correspondientes.

Del 29 de julio al 7 de agosto.- Las fechas fijadas, en principio y si todo trascurre con normalidad, para la celebración de la edición de este año, serán las que se extienden desde el 29 de julio al 7 de agosto. Cuando se presente la programación del evento, lógicamente, volveremos a informar de sus contenidos. Buenos días.