MICAELA FERNÁNDEZ

FOTOGRAFÍA: ALBA HERMOSILLA

El próximo sábado 19 de mayo tiene lugar en el Espacio M de Mula la presentación del disco ‘La Ciudad del Olvido’ del cantautor muleño Felipe Bayona.

Compositor imparable, en los últimos meses ha tenido la satisfacción de poder colaborar con el también cantautor Ismael Serrano al tiempo que hacer realidad este primer gran trabajo.

A las 22.30 será cuando suenen en Mula por primera vez en directo las notas de esta ‘Ciudad del Olvido’ donde Felipe Bayona espera acercar la música de autor a todas las personas que participen en el evento.

¿Qué se siente al poder presentar este disco en su ciudad?

Una gran mezcla de sensaciones. Ilusión, impaciencia, nervios…

Presentar mi disco en el Espacio M de Mula, con banda y ante mis paisanos es un reto y un regalo.

¿Qué es ‘La Ciudad del Olvido’?

”La Ciudad del Olvido” es una producción comprometida que explora problemáticas sociales, el apego sano a la tierra, la nostalgia de la infancia, el amor, la confianza en el futuro y la apuesta por un mundo más justo y solidario.

¿Las canciones de autor muestran siempre un lado reivindicativo y un sentimiento extremo frente a los problemas de la sociedad?

El lado reivindicativo es importante en mi manera de entender la canción de autor. Aunque no solo debe estar orientada a esto. Se trata más bien de expresar sentimientos, valores, ideas y vivencias de una forma cercana a la poesía.

En este género la letra tiene tanta importancia como la melodía. Se canta a los que sufren, a quienes padecen injusticias, pero también a los sueños, la esperanza y el amor.

¿Todas las canciones son inéditas o incluye algunas ya conocidas?

Todas son de creación propia, letra y música. Exceptuando ‘Tristes’ que está inspirada en el poema ‘Tristes guerras’ de Miguel Hernández.

Todas ellas las compuse hace ya algún tiempo y las había grabado en forma de maqueta. Sin embargo, me propuse mejorarlas, darles distintos matices y sonoridad. Ello dio lugar a este trabajo de estudio.

Hace unos meses destacaba que no hay un día en el que no toque la guitarra. Con el trabajo que conlleva la puesta en marcha de un disco, ¿ha podido mantener esta ‘necesidad’?

Por supuesto. No importa cómo de intensa sea la jornada. Todos los días necesito esos minutos con mi guitarra ya sea para componer o para cantar a Silvio, Aute, Serrano… No sé vivir sin la música..

Junto a usted, ¿quiénes forman, además, parte de esta Ciudad del Olvido?

Soy la cara visible de este trabajo pero es el gran equipo que tengo detrás el que lo hace grande. He tenido el placer de contar con Kico Ortega a la guitarra, Pedro José Ruiz a la batería y percusión, y Pedro Martínez al bajo. Todos ellos músicos de gran calidad profesional y humana. Además de esto colaboran conmigo Marien Jiménez y Antonio Sevilla en dos de las canciones.

A partir de este momento comienza una nueva etapa en su carrera, ¿qué espera que le depare el futuro?

Espero que me depare nuevas canciones y fuerza para trabajar con intensidad. Quiero llevar mi música a otros lugares. Por otro lado al futuro le pido tiempo para seguir aprendiendo, creciendo y seguir maravillándome con la belleza que encierra el mundo.

¿Qué es lo más duro dentro del mundo de la música?

Creo que lo más complicado es abrirse paso en un mundo donde (salvo honrosas excepciones) triunfa lo frívolo y superficial. Sin embargo, personalmente, no es algo que me frustre. Compongo y canto porque me hace feliz y porque compartir mis creaciones con aquel que quiera escucharlas es algo que me realiza.

Por otro lado, también es cierto que haría falta un poquito más de apoyo a los músicos emergentes para promocionar su trabajo.

Felipe Bayona, ¿ha venido para quedarse?

He venido para luchar por ello. Creo que tengo cosas que aportar a la música y a la canción de autor. No obstante, tengo los pies en la tierra y no me creo expectativas poco realistas.

Trabajaré con todo mi entusiasmo para ir alcanzando metas e iré disfrutando cada paso del camino. Para mí eso es el éxito.