LETICIA RICO

Raúl Sáez Alcaraz nació en Cartagena (Murcia) el 15/01/1985. Hizo su debut en público en ElAlbujón (Cartagena) el 25/06/2006 en un cartel completado por El Cartagenero y Leonardo Hernández con novillos de Arucci.Debutó con picadores en La Palma (Cartagena)el 1/05/2008 en un cartel completado por Francisco Montiel y Félix de Castro con novillos de Soto de La Fuente.

LETICIA RICO

Raúl Sáez Alcaraz nació en Cartagena (Murcia) el 15/01/1985. Hizo su debut en público en ElAlbujón (Cartagena) el 25/06/2006 en un cartel completado por El Cartagenero y Leonardo Hernández con novillos de Arucci.Debutó con picadores en La Palma (Cartagena)el 1/05/2008 en un cartel completado por Francisco Montiel y Félix de Castro con novillos de Soto de La Fuente.

– ¿Cómo es el día a día de Raúl Sáez?

El día a día de Raúl Sáez es el de un muchacho trabajador, en su propio negocio de hostelería en Cartagena. Que no ha dejado de pensar en el toro ni un momento, que cada día al salir de trabajar entrena como si llegara pronto una fecha… entonces es cuando año tras año, cumpliendo ya 5 años de mi lucha llega el 3 de septiembre a mi vida; inmediatamente pido más tiempo en el trabajo familiar y empiezo a entrenar todos los días a todas horas para ese sueño.

– Una gran oportunidad y también muy merecida, ¿Cómo afrontas esta próxima fecha el 3 de septiembre en Calasparra?

Pues sí, creo que merecía torear en Calasparra desde hace muchísimo tiempo. Por fin llega y ahora pienso que es el mejor momento. Desde luego un gran compromiso y oportunidad que no pienso dejar pasar sin dejar en el ruedo todos los sentimientos que llevo dentro. Lo afronto con la responsabilidad y el respeto que merece esta profesión y esta feria; y por supuesto ante todo lo afronto como un sueño en el cual me han dado la oportunidad de tenerlo a mano, y que pienso disfrutar cada momento.

– El momento de pisar el ruedo cuando uno llega a la plaza. ¿Qué se siente? ¿En quépiensas?

Esos momentos tienen una balanza de sensaciones. Llegas a la plaza y todo es precioso, una liturgia que solo los que nos vestimos de torero podemos sentir; pero a la vez piensas… ¿Qué leche hago yo aquí? (risas), esa es la parte débil humana que aflora en los momentos de presión pero que a la vez te hace sentir vivo y saber que vas a superar esa situación y conseguir sentir lo que siente un torero, que es algo UNICO. Y bueno… volviendo a la parte heroica del torero, piensas en los sueños truncados, en los sentimientos, en poder conseguir culminar un sueño en el ruedo con todos esos sentimientos guardados dentro tanto tiempo y en Calasparra tiene que ser.

– Los que tenemos el placer de conocerte sabemos que llevas mucho tiempo sin oportunidades, fuera de la cara del toro, pero sin dejarle nunca fuera de tu cabeza, ni de tu vida… ¿Qué sensaciones dirías que puede tener a día de hoy Raúl Sáez en la cara del toro?

Las sensaciones delante del toro serán de felicidad absoluta, seré el pintor al que dejan pintar o al cantante que dejan cantar, seré el artista al que dejan expresarse. Por supuesto una reaparición, apertura de feria y con los SantaColomas es una presión brutal; pero todo eso será superado por el derroche de sentimientos de volver a ser lo que me siento, que soy TORERO.

– Un reto para ti tras esta oportunidad en la “Feria del Arroz.

Mi reto después de Calasparra es torear en las grandes plazas y llegar a tomar la alternativa.

– ¿Con que canción acompañarías tu faena soñada?

Alfileres de colores, de Miguel Poveda.

– Y por último, una confesión…

Una confesión… Uy, soy una persona de pocos secretos (risas), pero confieso que no se vivir sin esa angustia arrolladora que parece amargarte la vida y no te deja respirar tranquilo ni un segundo el día antes de vestirte de luces; pero que a la vez te permite respirar delante del toro el aire más puro que la vida me ha brindado… que es el albero de una plaza, la energía de la gente en los tendidos y los suspiros de un toro y un torero, ambos compartiendo un corazón acelerado que juega a perder la vida en la plaza dándosela al toreo.