Juan Martínez Piñero.

Fisioterapeuta del Centro de Día Mayrena.

Asociación APCOM.

Otro año más, y ya van cuatro, APCOM ha formado parte de un combinado de jugadores de la Región de Murcia, para participar en el  Campeonato de Fútbol 7 Inclusivo de Villarreal organizado por Special Olympics España.

El deporte inclusivo: un futuro muy presente

El deporte inclusivo: un futuro muy presente

Plena Inclusión Murcia ha reunido a deportistas de cuatro Asociaciones para formar un equipo que durante estos días ha trabajado muy duro para superarse y poder ser los mejores sin dejar de lado los valores y la filosofía que guían al deporte inclusivo.

Desde APCOM, han intervenido 3 jugadores que han vivido una gran experiencia de competición y de compañerismo en este tipo de encuentros donde participan personas con y sin discapacidad intelectual.

Deporte inclusivo no es lo mismo que deporte adaptado. Ambos están muy relacionados, es cierto, pero mientras el deporte adaptado es la actividad físico deportiva susceptible de aceptar modificaciones para posibilitar la participación de las personas con discapacidades físicas, psíquicas o sensoriales, el deporte inclusivo es el que practican conjuntamente personas con y sin discapacidad. Es decir, el deporte adaptado se cambia para facilitar su práctica mientras que el deporte inclusivo mantiene su funcionamiento exacto a como se juega de manera normalizada, sin sustituir sus reglas ni sus conceptos.

Desde APCOM, siguiendo la  filosofía de otras entidades y organizaciones, impulsamos la práctica inclusiva del deporte porque creemos que la sociedad será más justa si conseguimos que las personas con discapacidad tengan las mismas posibilidades de practicar deporte y ejercicio que las personas sin discapacidad. De esta forma, llegarán a tener las mismas oportunidades de estar en una mejor forma física, tener buena salud, calidad de vida y capacidad de integración social.

Cada vez más, las sociedades han ido incrementando su preocupación por la falta de respuesta a las necesidades de las personas que presentan algún tipo de desventaja a causa de alguna situación de discapacidad. Esto,  ha ido desgranando en el tiempo propuestas de índole legislativa, cultural, económica, etc., para lograr su más plena integración y participación social. Ha sido y sigue siendo éste, un largo camino hacia su inclusión en el que mucho ha tenido que ver, también, la lucha de las organizaciones de personas con discapacidad por defender y ampliar sus derechos sociales.

La inclusión exige responsabilidad por parte de todos los actores implicados, que debe traducirse en compromisos en la asignación de servicios y apoyos suficientes y eficientes y un cambio de actitud para que la diversidad sea considerada como un valor y no una carga para la sociedad. El deporte es una de las dimensiones de desarrollo y arraigo más potentes en la actividad física de personas con discapacidad, ya sea practicado con una orientación recreativa, terapéutica o competitiva, ya que realizada de forma regular produce una serie de beneficios que contribuyen a un régimen de vida saludable y que, en muchos casos, favorecen los procesos de recuperación, rehabilitación, socialización, adquisición de hábitos higiénicos, etc.

Con este tipo de campeonatos, intentamos que la gente vea y acepte la diversidad como un elemento que crea valor social y reconociendo a todas las personas por lo que pueden hacer y no por sus limitaciones o hándicaps. Hoy, el deporte para las personas con discapacidad es una realidad con gran relevancia en la que las Federaciones Deportivas, Clubes y Asociaciones que han logrado organizar un entramado deportivo amplio, variado y con unos mínimos de seguridad aceptables,  donde el deporte se ha convertido en un nexo de unión entre los deportistas con discapacidad entre sí, y una oportunidad óptima para la relación con deportistas sin discapacidad, logrando una cercanía y contacto que hace posible eso que hemos denominado integración social.

Desde APCOM, pensamos en conseguir una inclusión plena de nuestros usuarios. Es en este punto donde un deporte de equipo, en el que juegan personas con discapacidad y sin ella, en el que quedan para entrenar y crean un vínculo como compañeros y amigos nos parece una vía más que factible para alcanzar esa plenitud.

La alegría y el entusiasmo que se viven en estos Campeonatos de Deporte Inclusivo no se pueden describir con palabras, sólo se puede entender cuando se vive o cuando se participa de primera mano. Es algo increíble y digno de disfrutar. Es muy recomendable.

Se trata de un granito más.