AYUNTAMIENTO DE CARAVACA

Coincidiendo con la festividad de Santa Teresa de Jesús, el Convento de los Padres Carmelitas acogió la asamblea constituyente de la refundada Asociación Cultural de San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús de Caravaca de la Cruz.


El acto estuvo presidido por el alcalde, José Francisco García, y por el prior de los Carmelitas de Descalzos y presidente de la asociación, Pascual Gil, quienes hicieron referencia a los profundos vínculos históricos y espirituales que Caravaca de la Cruz tiene con los dos santos carmelitanos y representantes de la mística universal. Junto con Segovia, es la única ciudad que figura entre las fundaciones de San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús.

Al acto de refundación de la nueva asociación también asistieron el portavoz del PSOE, José Moreno; el portavoz de Ciudadanos, José Carlos Gómez; el vicario episcopal, Jesús Aguilar; el presidente del Carmelo Seglar, Joaquín Sánchez-Guerrero; y la hermana mayor de la Cofradía de la Vera Cruz, Mari Carmen López Navarro, así como la docena de caravaqueños que figuran entre los miembros fundadores y que ya formaron parte hace ahora 30 años de esta recuperada asociación, cuyo objetivo general es mantener vivo el espíritu de los dos santos del Carmelo teresiano.

Según figura en sus estatutos, la Asociación Cultural San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús de Caravaca colaborará en proyectos que contribuyan a reforzar la presencia de la obra de estos santos doctores de la Iglesia. Asimismo, realizará propuestas para la recuperación de los edificios y el resto de patrimonio relacionado con San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús en Caravaca e impulsará temas relacionados con la literatura, la pintura, la escultura, y la música vinculados a la Mística, prestando también atención al fomento del turismo vinculado a la presencia de ambos Santos en nuestra ciudad.

Tres de los grandes objetivos son colaborar con los proyectos de recuperación de la Casa de San Juan de la Cruz y del monasterio de San José (convento de las madres carmelitas) y la creación de un monumento dedicado Santa Teresa de Jesús.