ARECA

En la reunión mantenida ayer con el Presidente de la CHS, Mario Urrea, junto con el Comisario de Aguas y el Jefe de la Oficina de Planificación, pedimos soluciones, una vez más, para que el Noroeste no termine siendo algo parecido al entorno del Mar Menor.

La grave problemática de la agricultura intensiva, y el descontrol que ha abocado al desastre de la laguna del Mar Menor y de su entorno, ha empujado aun más a muchas empresas hacia el Noroeste y Altiplano. Sin embargo, como así le remarcamos al Presidente, Sr. Urrea, por los datos que tenemos, en el periodo de 2012 a 2014, en fincas situadas en la zona de Caravaca, solamente se han abierto expedientes por riego ilegal de 332 has, la mayor parte por  denuncias de ARECA. Ahora bien, esa cifra representa,  como mucho, solo una cuarta parte de lo denunciado. Y, lo que es peor, como viene sucediendo y dijimos: “en ningún caso se ha efectuado la orden de clausura del regadío ilegal, con reposición a su estado anterior”.

En la reunión aportamos documentos que demuestran que numerosas inscripciones de concesiones de aguas subterráneas fueron absolutamente irregulares. Concretamente la CHS legalizó en Caravaca unas 900 has, en contra de la Ley de aguas, que nunca se habían regado (Roblecillo, Gorrafina, Majada de las Vacas, las Almenas, Cañada del Charco, etc). Con las posteriores transformaciones ilegales, estimamos en más de 2.000 has de secano que han pasado a regadío en nuestra zona. Pero lo grave además, como así lo expusimos ayer, es que en varias fincas se pueden estar extrayendo entre tres o cuatro veces más del volumen concedido, sin que se vea reflejado en los contadores (obligatorios) y fuera de control.

Según el Presidente de ARECA, y portavoz del Consejo para la Defensa del Noroeste, Alfonso Sánchez, ayer pudimos contradecir en persona las ridículas cifras, de unas 3.600 has, que ofrece la CHS, en cuanto a transformación de secano a regadío en toda la Cuenca, que no supone ni un 2%, según lo manifestado el pasado mes de mayo por el Sr. Urrea. Dejamos claro ayer al Presidente que esa cifra no la admitimos, a la vista de los datos que manejamos solo en el Noroeste, y lo peor de todo es que la CHS no maneje cifras reales, ni de lejos, de la situación de la Cuenca, cuestión que no pudo ser rebatida.

Entre nuestras propuestas concretas con cierto compromiso por parte del Presidente son:

Que en caso de periodos secos, esté previsto en el Plan de Cuenca una reducción de las extracciones en los pozos en la misma o superior medida que la merma de caudal de los manantiales, de los que se nutren las Comunidades de Regantes tradicionales, cuestión que será llevada a la Junta de Gobierno de la CHS.

Reforzar los medios y el personal para control, vigilancia y sanción, que ha pedido al Ministerio. Pueden prestar apoyo entre otros agentes, la Guardería Forestal.

Incluir la información gráfica de los perímetros regables inscritos, en el visor de la WEB de CHS, para que podamos colaborar, y aumentar la frecuencia de seguimiento y los puntos control en lo que se refiere a la contaminación de las masas de agua subterránea y planes de actuación.

Finalmente planteamos la necesidad de contar con una AUDITORÍA o evaluación de la transformación de secano a regadío intensivo en la Comarca y su impacto en las extracciones de aguas subterráneas.

A continuación, ha  manifestado Alfonso Sánchez, el siguiente paso “es una ronda de propuestas a todos los Ayuntamientos de la Comarca, para recabar su implicación”, y que a ser posible desemboque en la constitución una Mesa Comarcal del Agua.