Colegio de Médicos de la Región de Murcia

El Colegio de Médicos de la Región de Murcia defiende el trabajo de los profesionales que desarrollan su trabajo en la residencia de la tercera edad Santísima Vera Cruz de Caravaca ante las críticas que han sufrido recientemente y las difamaciones en redes sociales y medios de comunicación.

Esta institución, además, desea trasladar el máximo apoyo y agradecimiento a estos médicos, los cuales están sometidos a una elevada carga de trabajo y responsabilidad, poniendo en riesgo su propia vida para prestar la mejor atención al colectivo de personas mayores, un grupo de máximo riesgo frente a la COVID19 y altamente vulnerable.

Según los médicos que prestan servicio en esta residencia, ocupada en la actualidad por cerca de 120 usuarios de edad avanzada, los primeros días en los que se desató la pandemia fue necesario hacer cambios, adaptarse a nuevas formas de funcionamiento y reorganización de los servicios para poder atender con la mejor calidad a los ancianos y evitar las terribles consecuencias que podría tener un brote de COVID19.

Actualmente, varios equipos de médicos de esta área de salud –de forma voluntaria- prestan asistencia a los ancianos y otros compañeros trasladan toda la información a los familiares, a los que desean tranquilizar dado que la situación en la residencia está controlada y organizada.

El compromiso de los profesionales con los residentes es pleno y todos los sanitarios están llevando a cabo una labor impecable. Gracias a su profesionalidad y a los reajustes a los que se han visto obligados a hacer dada la falta de personal, han sido capaces de controlar el brote dentro de la residencia.

Igualmente, cualquier medio de comunicación puede ponerse en contacto con el equipo médico de la residencia para consultar la situación y dar voz a los implicados.