ANTONIO ÁLVAREZ BEIRO

El club caravaqueño llega con las pilas cargadas y con mucho camino por recorrer en este año que se prevé ser apasionante.

El proyecto caravaqueño es el más fuerte de los últimos años, tiene una plantilla de lo más equilibrada  y se esperan muchas cosas de ellos. Caravaca puede contar esta temporada con Juan Serna, jugador que llega procedente del Club Almoradí donde ha disputado 2 temporadas en la élite del vóley español y llega a Caravaca con la experiencia necesaria para aportar un plus en la red que será necesario en esta dura temporada.

Otro jugador que ha regresado y se espera mucho de él es Diogo Barros, jugador brasileño que tras pasar 2 temporadas en el equipo caravaqueño cuando disputaba Superliga, decidió afincarse en la ciudad de la Cruz. La pasada temporada no pudo jugar debido a una lesión, pero tras superar estas molestias ya está reincorporado al grupo.

El proyecto caravaqueño se cierra con un fichaje de relumbrón, y este no es otro que el fichaje de Cristian Barrios. Barrios es un jugador que llega procedente del club Bolívar de la primera liga colombiana. El jugador cartagenero ha llegado de pie y ya se alza como uno de los principales pilares del club caravaqueño, siendo depositada en él mucha confianza por parte de la directiva.

La columna vertebral del club va a permanecer una temporada más en Caravaca, pues en ellos también reside la fortaleza de este equipo. Antonio Laborda seguirá llevando la batuta desde la posición de colocador y jugadores con una importante presencia en el club como Matthew, Agustín, Simón, Juancho, los Beiros o Bladimir seguirán teniendo mucha importancia. La cantera también va a seguir tomando parte del plantel, y cada día con más fuerza piden paso en busca de oportunidades y desplegar su juego.