Ya en la calle el nº 1052

El Círculo de Economía entrega el primer premio a la transparencia, ética y buen gobierno a título póstumo a José Molina

Joaquín Hernández se refirió al homenajeado como “una persona idealista, desinteresada y perseverante cuyo ejemplo servirá, sobre todo a los más jóvenes, a comprometerse por una sociedad mejor.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp
Premio del Círculo de Economía a José Molina a título póstumo

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

CÍRCULO DE ECONOMÍA

El 4 de julio el Círculo de Economía entregó, a título póstumo, el primer premio a la TRANSPARENCIA, ÉTICA Y BUEN GOBIERNO a D. José Molina Molina, decisión que adoptó, con anterioridad y por unanimidad, la Asamblea General de socios. El acto, cálido y solemne, consiguió llenar el Salón de Actos del Casino de Murcia de amigos, familiares y admiradores del premiado y su trayectoria.

El Círculo ha querido homenajear, en su primer premio, a José Molina Molina, primer presidente del Consejo de la Transparencia e impulsor del mismo, así como asociado del Círculo, por su incansable labor en defensa de la calidad de las instituciones del Estado y por su esfuerzo por difundir la transparencia, la ética y el buen gobierno en el ámbito público y privado.

El presidente del Círculo, Joaquín Hernández, justificó la creación del premio en la necesidad de impulsar la honestidad, la integridad y la transparencia en la actividad económica, política y administrativa para contribuir a una mayor calidad de nuestras instituciones.

Enumeró algunos datos del “apabullante” curriculum de José Molina y destacó “su pasión ilimitada por fomentar la economía participativa y su convicción de que era posible transformar nuestra sociedad empoderando a los ciudadanos y haciéndoles partícipes de las tomas de decisiones en las cuestiones públicas que les afectan”. Se refirió al homenajeado como “una persona idealista, desinteresada y perseverante cuyo ejemplo servirá, sobre todo a los más jóvenes, a comprometerse por una sociedad mejor.

Tomás Zamora, antiguo presidente de la CROEM y del Consejo Social de la Universidad de Murcia, comentó las cualidades excepcionales de su amigo José Molina compartiendo algunas anécdotas personales de su extraordinaria fortaleza y vitalidad, incluso en sus últimos momentos y destacó su entrega a la Universidad de Murcia con la que colaboró en la elaboración de su Plan Estratégico; su generosidad con la CROEM para lograr  impulsar en las empresas de la región un notable avance en su calidad certificada y la contribución a la difusión de los presupuestos participativos, a través de su magnífica Tesis Doctoral.

Finalizó ironizando sobre lo mal que jugaba al mus. “jugaba fatal, porque no sabía mentir, ni en el juego” y aseguró que “su siembra ha quedado en mucha gente”.

Una vez realizada la entrega del premio, simbolizado en una escultura, la hija del homenajeado, Belén Molina, pronunció unas breves y entrañables palabras de agradecimiento en nombre de la familia, en las que destacó: “Tengo el firme convencimiento de que habría recogido este premio con la humildad que le caracterizaba, y sobrecogido por la emoción de recibirlo de sus compañeros de profesión y amigos más queridos. Y también os habría exigido el compromiso de no convertir este premio tan singular en uno de tantos.

Por eso os animo en su nombre a seguir por ese camino, más complejo que otros, para conseguir que el premio a la transparencia, ética y buen gobierno, que otorgue el Círculo de Economía en futuras convocatorias sea un galardón prestigioso que las empresas de la Región aspiren a conseguir para distinguirse en el entorno empresarial por sus valores.”

Finalizó el acto con una intervención del catedrático de Filosofía Moral y Política de la Universidad de Murcia, Emilio Martínez, quien se refirió al homenajeado como “un Quijote”, por su amor a la justicia, pero sin los errores de la figura de Cervantes: nunca estuvo sólo, ni tuvo la tentación de usar la violencia.

Recordó la metodología de análisis de la realidad que José Molina utilizó desde su militancia en Acción Católica: “ver, juzgar, actuar” y animó al público asistente a imitar su comportamiento haciéndonos preguntas y desarrollando nuestra sensibilidad con los más desfavorecidos (“que sólo pueden acceder a lo público”). Aunque “debemos preocuparnos por encontrar el sentido a nuestra vida personal, afirmó el profesor Martínez, necesitamos la ayuda de muchas instituciones para

sobrevivir, pero si no tienen sus propias metas, se pueden deteriorar y corromper” De ahí la importancia de cuidar la calidad institucional. Finalizó su intervención animando a los asistentes a cuidar las instituciones “como nuestra propia casa” para evitar caer en el riesgo de la deshumanización. Y citó al homenajeado: “Lo común, es lo único que tenemos los que tenemos poco”.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Sonrisa Saharaui
  • Bobicar
  • Ortodent
  • ROALF
  • automoción caravaca
  • Heroes en librerias
  • TEOFILO A LA VENTA
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp
  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • lymaco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • lymaco