El ceheginero Salvador Ruiz Fajardo, partisano soviético en la II Guerra Mundial

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

NICOLÁS SANTOS RUIZ LEÓN

Salvador Ruiz Fajardo, el primer hijo de Santos y Mª Manuela nació el 29 de mayo de 1917, en la Calle Cuesta del Partidor de Cehegín. Su infancia transcurrió entre esas calles aledañas del casco viejo y el nº 25 de la calle dSalvador Ruiz Fajardoel Convento donde residían en agosto de 1930, fecha en la que murió su padre.
La pérdida del cabeza de familia marcó la vida del primogénito. Su madre Manuela decidió marcharse junto a sus siete hijos, Salvador, Manuel, Antonia, Antonio, Santos y los dos gemelos nacidos ese mismo año, Francisco y Felipe, al Mar Menor, concretamente a Los Alcázares, localidad que por entonces tenía una de las Bases Aéreas de mas actividad en España.
Aviones de todo tipo volaban por los cielos de esta localidad. Salvador los observaba con la admiración propia de su adolescencia. Esto influyó en el rumbo de su vida. Pronto ingresó en el ejército, y con 15 años de edad se alista primero en el de tierra; y luego, a comienzos de la Guerra Civil, como militar del Arma de Aviación. A finales de 1938 es seleccionado para realizar el curso de piloto en Rusia, donde el gobierno español enviaba a preparar a sus aviadores para luego combatir en España.
En Kirovabad, hoy república de Azerbaiyán, y después de un curso intensivo de seis meses, Salvador se convierte en piloto del avión de caza Polikarpov I-15 en abril de 1939. Con el título en la mano y dispuesto a volver a combatir en España le comunican que la guerra civil ha terminado. Franco ha ganado; los republicanos no pueden volver a su país, circunstancia que les obliga a seguir en Rusia.
Después de unos meses de incertidumbre entre seguir los vuelos o integrarse en la vida civil rusa, Salvador, como otros compañeros, se incorpora al trabajo en las fábricas de Rostov del Don. Llega el año 1941 y Alemania invade el país soviético. Inmediatamente el ceheginero se presenta voluntario para combatir a los alemanes de Hitler, por entonces considerados tan enemigos de los republicanos españoles como de los hijos de la misma tierra soviética que los acogía.
El gobierno ruso acepta a la mayoría de los españoles como partisanos; más tarde, a mediados de 1943 incorporaría a los pilotos como Salvador en su aviación, pero para Salvador ya seria tarde.
A primeros de 1942 nuestro paisano se incorpora a la lucha guerrillera, y participa en varias misiones de sabotaje en tierras ocupadas por los nazis. Las circunstancias de la guerra le hicieron recorrer gran parte de la tierra soviética desde Leningrado, Rostov del Don, Moscú, Taskent, Kokand, Samarcanda, mítica ciudad de la ruta de la seda, Bakú, Shochi…
Su última misión consistía en lanzarse en paracaídas en territorio enemigo para destruir líneas de ferrocarril. Fueron acorralados por los alemanes hasta que en lucha desigual perecieron todos los componentes del comando partisano. Salvador tenía 25 años.
Lejos quedaría su infancia en Cehegín y adolescencia en Los Alcázares. Pero sus 25 años los vivió intensamente. Su infancia en las calles de Cehegín, la pérdida de su padre, el traslado a Los Alcázares , nuestra infame Guerra Civil, su vida en Rusia y finalmente la II Guerra mundial en la que perdió su vida.
En tierra rusa se recuerda su nombre inscrito en letras cirílicas en un monumento situado en Smolensk, cerca de Moscú. Su nombre figura en el Libro de la Memoria de los españoles caídos en la lucha contra el fascismo. También en el Parque de la Victoria de la capital rusa existe un monumento inaugurado en los años 90 por el entonces Príncipe Felipe en homenaje a Salvador y a 203 españoles más caídos en Rusia.
…Hoy todavía quedan tumbas de comandos españoles por la zona del Cáucaso a donde los rusos siguen llevando flores…. En alguna de ellas reposan los restos de un ceheginero.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *