La Consejería de Cultura y Portavocía y la Asociación Cuartel Caballeros del Temple de Murcia organizan la exposición ‘MedievArte’ en el Museo Arqueológico de Murcia (MAM). La muestra, que reúne obras de 19 artistas nacidos o que desarrollan su trabajo en la Región, reinterpreta el pasado medieval de Murcia desde la perspectiva del arte contemporáneo.

La directora general de Bienes Culturales, María Comas, declaró que «la Consejería siempre está abierta a la colaboración con asociaciones e instituciones que ayuden a difundir el arte con la realización de nuevas actividades. En esta ocasión, es el grupo Templarios de Murcia el que, con esta exposición colectiva, acerca a todos los murcianos y al resto de visitantes la fiesta de Moros y Cristianos que se celebra cada septiembre, demostrando que, además de desfiles y diversión es, sobre todo, cultura e historia. Nuestra cultura y la historia de la ciudad de Murcia».

Los artistas que participan en ‘MedievArte’, y que han sido seleccionados por la comisaria y profesora de la Escuela de Arte de Murcia Marian García Arroyo, son Marcos Amorós, Antonio Ballester, Lalo Cruces, Manolo Delgado, Nicolás de Maya, Nono García, José María Garres García, Miguel Ángel López Cuevasanta, José M. Marín Guevara, Piedad Martínez Torres, Belén Orta Núñez, Manolo Pardo, Álvaro Peña, Araceli Reverte, Olga Rodríguez Pomares, Fernando Plácido Sáez de Elorrieta, Antonio Sánchez, Torregar y Silvia Viñao.

En total, 19 creadores (pintores y escultores) de diferentes generaciones y variados estilos que han realizado obras que van desde la escultura de un templario hasta coloridos paisajes de Mursiya o Aledo, pinturas que reflejan la lucha, que muestran tradiciones, así como otras más simbólicas que profundizan en la escasa diferencia entre los seres humanos a pesar de las religiones o que evocan la libertad de pensamiento.

Algunas de las piezas se centran así en el realismo, mientras que otras apuestan por la abstracción y el simbolismo. Pero todas tienen como hilo conductor la Edad Media y los Moros y Cristianos, unas fiestas que se celebran en Murcia desde 1983, que conmemoran la entrada del Infante Alfonso en la ciudad en la que reinaba Aben Hud, y de las que forma parte desde su nacimiento la mesnada Cuartel Caballeros del Temple.

Este año ha recaído en esta mesnada la representación de uno de los personajes más importantes de las fiestas, el Infante Alfonso de Castilla, a quien ha dado vida Celestino Avilés, y entre los actos organizados con motivo del reinado se incluye precisamente esta muestra colectiva.

‘MedievArte se inaugura mañana (20:00 horas) y se podrá visitar hasta el 10 de noviembre, de martes a viernes, de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 horas; los sábados, de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 horas; y los domingos y festivos, de 11:00 a 14:00 horas.

Mural de Carpe

Con motivo de la organización de ‘MedievArte’, Cultura ofrecerá a los visitantes la oportunidad de admirar en el MAM el mural que, en 1955, pintó en una de las paredes de la sala (entonces Salón de Actos de la Casa de la Cultura) el artista Antonio Hernández Carpe (1924–1977). La obra, de 4 x 9,25 metros, representa la llegada a Murcia del Infante Alfonso, llevando a lomos de su caballo la imagen de la Virgen de la Arrixaca. Ahora podrá verse a través de un hueco abierto en el panel del fondo de la sala como un elemento más de la exposición.

Tras las reformas del edificio de la Casa de la Cultura, llevadas a cabo entre 1999 y 2007 para convertirlo en la sede del Museo Arqueológico, el antiguo Salón de Actos se destinó a sala de exposiciones y el espacio quedó panelado en todo su perímetro para ganar superficie expositiva.

María Comas explicó que, «tras haber sido inspeccionado por técnicos del Centro de Restauración de la Región de Murcia, el mural presenta un buen estado de conservación, exceptuando la parte inferior, donde aún se aprecian las rozaduras provocadas por el contacto con las sillas y sillones del antiguo Salón de Actos. La intención de Cultura es acometer su restauración integral a corto plazo, aunque esta exposición nos parecía una fantástica oportunidad para mostrarlo de nuevo al público y que todos aquellos que no pudieron admirarlo en su momento lo descubran y conozcan mejor la obra de Hernández Carpe».