SERVICIO DE EMPLEO

Plena Inclusión Región de Murcia entrega un año más sus Premios Laurel.  Estos distintivos se otorgan a las empresas e instituciones que apuestan por la   inclusión laboral de las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo. Este año, debido a la pandemia, no ha habido  acto público de entrega pero se siguen premiando la apuesta por los trabajadores y trabajadoras con discapacidad intelectual.

Las asociaciones proponen para estos premios a las empresas e instituciones que más  han destacado en su apoyo en este ámbito. A propuesta de la asociación Apcom, se encuentra el Restaurante Casón de los Reyes al que se le entrega un Premio Laurel a la Innovación en la inclusión laboral. Este laurel se otorga a empresas que proponen un puesto de trabajo que resulta novedoso y particular. El Casón de los Reyes es pionero en ofrecer oportunidades laborales a personas con grandes necesidades de apoyo, apostando por José Urbano como nuevo camarero.

El Casón de los Reyes cuenta desde el año 2018 con Jose. Este chico vive en Caravaca de la Cruz con su familia. Es amable y muy educado. Tiene grandes habilidades manuales y es muy perfeccionista. José Urbano, a través de la metodología de empleo personalizado  (esta metodología consiste en aprovechar las capacidades y talentos de las personas con grandes necesidades de apoyo),  empezó realizando un período de prácticas. Tras una experiencia muy positiva, el restaurante decide realizar un contrato de trabajo. Entre las tareas que desarrolla,  destacamos: realizar y servir cafés, servir postres, secar y colocar copas, clasificación de cubiertos y el montaje de mesas. Además José Urbano no es un camarero más, ha aportado muchas cosas a la empresa. Los clientes, aprecian y valoran su trabajo. Perciben la afinidad que José Urbano y sus compañeros transmiten y  además, le felicitan por el gran trabajo que realiza de una manera muy meticulosa y elegante.

Tras recibir el premio, José Urbano nos cuenta: “Desde el primer día que comencé mis prácticas en este restaurante, descubrí que ésta no iba a ser simplemente una oportunidad laboral, sino que también me iba a enseñar a no poner ningún límite a mis sueños. Lamentablemente, un virus llamado COVI-19 nos ha hecho reflexionar, pensar y tener paciencia, porque lo bueno se hace esperar…”. Con ésta suavidad, José Urbano nos explica que hay que esperar a que pase la pandemia  para retomar su actividad como camarero en el Casón de los Reyes.

Esperamos, que pronto, las vidas de todas las personas con grandes necesidades de apoyo, se llenen de muchas historias que contar….