JAIME PARRA

El Casino Cultural de Moratalla acoge del 18 de junio al 18 de julio (viernes, sábados y domingos) una exposición de Ana María Almagro.

Cartel de la exposición de Ana María Almagro

La inauguración será el 18 de junio a las 20:00 horas y acompañará a la artista el grupo de guitarras Aguilar de la Escuela Municipal de Música de Moratalla.

Estamos ante una ocasión única, ya que por primera vez en esta exposición recorreremos monográficamente la obra de la artista moratallera, desde sus comienzos hasta las pinturas que han surgido de su pincel durante la pandemia.

A pesar de ser reconocida como la “pintora de la seda”, ¿en la exposición veremos otras técnicas suyas?

La seda estará por supuesto, pero también el pastel, y el acrílico que ha estado poco presente en mis exposiciones. Con el acrílico trabajo más rápido, son colores más vivos. Y los talleres que imparto son de óleo.

¿Cómo ha evolucionado su obra?

Es el público el que lo tiene que decir. Pero aunque mi pintura es figurativa sí que noto una necesidad de que haya algo más. Como si dentro del arte figurativo hubiera un mensaje que se tiene que intuir.

¿Cómo artista ha sido provechosa la pandemia?

Yo en mi estudio he seguido trabajando, pintando y haciendo otras cosas, como pañuelos, joyas en seda y también trabajos en algodón, la fibra… Gracias a la pintura este tiempo lo he pasado de otra manera, mejor.

¿Qué le parece el Casino como sala de exposiciones?

La sala es preciosa. Cualquier exposición luciría allí. Además, al estar en el centro de Moratalla es muy fácil de visitar.

Esta exposición estaba prevista para 2019, pero con la pandemia se paralizó. Así que agradezco que José volviera a contactar conmigo para retormarla.

Además continúa con las portadas para libros, como recientemente “Cuadernos de Moratalla” de su marido, el cronista José Jesús Sánchez. ¿Le dan libertad?

Siempre. Aunque yo lo primero que hago, sea un cuadro o una portada o una bolsa de pan, es estudiarlo. De qué va, qué me transmite y así trabajo, con la obra presente en todo momento.