Juan Agustín Torralba, candidato del PP de Caravaca a las elecciones municipales

Venimos oyendo en esta campaña electoral del PSOE de Caravaca que ha reducido la deuda municipal en unas proporciones que no se corresponden con los análisis independientes realizados tras contrastar los datos oficiales (y veraces por ende) proporcionados por el Ministerio de Hacienda en Madrid.

Considerando que los datos de deuda se lee a años vencidos, podemos ver que en el año 2015 el nuevo equipo municipal socialista tenía una deuda de 33.077.345 €. Y hace cinco meses la deuda se situaba en 28.785.856 €.

Esto es, Caravaca tiene casi un 13% de reducción a 31 de diciembre de 2018.

Poco mérito tiene el esfuerzo ahorrador si consideramos que esa deuda la dejó negociada en buenas condiciones financieras el anterior equipo del Partido Popular, gracias fundamentalmente al Fondo de Ordenación implantado por el Ministerio de Hacienda del Partido Popular a nivel nacional en 2014:

  • Devolución del capital a muy largo plazo.
  • Tipos de interés con una media del 1% (aplicada en el último año).

Es más, si comparamos la evolución de la deuda de Caravaca con la media del resto de municipios de la región (exceptuando Murcia, Cartagena y Lorca) vemos que el esfuerzo por reducir la deuda ha sido mínimo, ya que los demás municipios tienenun36% de reducción a 31 de diciembre de 2018.

Vemos que el (des)gobierno socialista de Caravaca simplemente se ha dejado llevar. Aunque nadie hubiera estado al frente de la Concejalía de Hacienda y nadie hubiera tomado decisiones estos años, hubiéramos llegado al mismo resultado económico.

¡Para este viaje no hacen falta alforjas!

Este pago de intereses y devolución de capital previamente prestado no justifica la parálisis inversora y de iniciativa en la actividad consolidable municipal.

Vistos los último datos que se han publicado respecto al presupuesto municipal lo destinado a pagar la deuda e intereses es sólo de aproximadamente un 7% del presupuesto municipal total. ¿Realmente no se puede avanzar con el 93 % restante? ¿Por qué otros equipos municipales de cualquier color político pudieron abordar inversiones importantes para los caravaqueños soportando un 12 % de deuda? ¿Por qué otros municipios sí pueden?

Pero ante todo, un equipo de gobierno municipal debe plasmar su capacidad y voluntad en el instrumento que le proporciona la Ley Reguladora de Haciendas Locales: el PRESUPUESTO.

El presupuesto fija el respeto y el nivel de consenso con el que los mandatarios consideran (o no) a los representantes de TODOS los vecinos, es decir, a todos los grupos políticos con representación municipal.

Históricamente debemos recordar que el candidato a alcalde del Partido Popular en Caravaca, José Francisco García, alertó a mitad de legislatura de que ya estaban con un presupuesto prorrogado del año 2016 y que en julio de 2017 ocurrió una situación insólita y muy grave, y es que el equipo de Pepe Moreno se quedó solo en la votación de presupuestos, cuando todos los partidos de la oposición votaron en contra de los mismos. Los motivos fueron los mismos para todos los partidos, fueran de la ideología que fueran: falta de diálogo, ocultación intencionada de información muy relevante relativa al desfase de 2 millones de euros y el querer crear puestos de trabajo para familiares.

A fecha de hoy no hay presupuesto, ni borrador, ni anteproyecto, ni siquiera aportaciones parciales… nada.

El presupuesto exige un plazo mínimo de exposición pública de 15 días, porque aunque los socialistas parece que no quieren que se debata, que otros aporten ideas, en definitiva que se mejore, la Ley sí le obliga a ello.

De manera que los socialistas están improvisando, sin ideas, sin matizar las cuestiones esenciales de la vida económica de toda Caravaca, sin moverse.

¡Quien no se mueve no se equivoca!

¿Es ese el verdadero pensamiento oculto de los socialistas?

Puede ser, pero quien mira para otro lado ante los problemas de la realidad económica siempre hará daño al más débil, siempre frenará el desarrollo.

¿Nos van a condenar a otros 4 años de más de lo mismo?

(Fuentes de información: Ministerio de Hacienda y portales de transparencia)