Moratalla se está convirtiendo en el municipio de la Región donde los juzgados están teniendo más protagonismo que los propios mensajes de campaña.

Durante este periodo electoral hemos visto cómo las formaciones pedían la demisión de su contrincante directo por diferentes asuntos judiciales.

Los últimos días de campaña fue el turno de IU-Ganar Moratalla quien pedía la dimisión del actual alcalde, Jesús Amo (PSOE), con quienes rompieron relación hace dos años, por según ellos, «haber sido condenado por vulnerar los derechos fundamentales de una trabajadora».

Desde la coalición explican que la demandante, Candi Marín (IU), alcaldesa entre 2015 y 2017, tendrá que ser repuesta en sus funciones y recibir una indemnización de 12.000 euros del Consistorio, según dicta la sentencia del Juzgado de lo Social. Amo fue denunciado ya que «no cesó en una tarea de persecución política trasladada al ámbito laboral», matizando que «vació de contenido su trabajo como técnica del Centro Local de Empleo para mujeres y jóvenes».

Según la sentencia «todas las tareas que habían sido desempeñadas por Candi Marín como trabajadora del Ayuntamiento fueron desviadas hacia otra trabajadora».

Sobre este asunto aclara que se trata de «una conducta que Marín ha tenido que soportar durante más de año y medio y que la justicia ha considerado un caso claro de vulneración de sus Derechos».

Dimisiones

Ganar Moratalla-IU considera que esta sentencia del Juzgado de lo Social, repudia «una conducta represora de los derechos y libertades por parte de un alcalde y actual candidato del PSOE que sólo le abocan a la salida digna de su dimisión».