AYUNTAMIENTO DE CEHEGÍN

La Concejalía de Obras y Servicios, que dirige Ismael Abellán, a través del programa de fomento de empleo agrario, ha llevado a cabo diversas actuaciones para recuperar más de 50 kilómetros de senderos en la Sierra de Burete.

El proyecto se puso en marcha en base a la memoria realizada por José Manuel Rubio, gerente del Albergue Coto Real de la Marina, lugar del que parten varios senderos, y que ha ejercido labores de monitor con los trabajadores contratados durante las labores efectuadas con el fin de rehabilitar las sendas.

Abellán ha explicado que el objeto primordial “ha sido el de acondicionar unos senderos de marcado carácter medio ambiental para el disfrute del público en general del entorno de los montes públicos de nuestro término municipal, mejorando unos recorridos casi perdidos que sirven para la práctica deportiva y la explotación de los recursos turísticos del municipio”.

Las labores realizadas han consistido en la delimitación, adecuación y señalización “de forma que los usuarios utilicen dichos recorridos  sin afectar al ecosistema, realizando una utilización sostenible del lugar, así como facilitando la información necesaria para realizar el recorrido con seguridad”, ha añadido el concejal.

Concretamente, se han acondicionado el Sendero ‘Botánico, en los montes públicos nº 24 y nº 36, y el Sendero ‘Enológico’, en el monte público número 32.

El Botánico consta de tres rutas de 7’37, 12’10 y 19’00 km, y como su propio nombre indica viene a mostrar la riqueza botánica de la zona. La Sierra de Burete y La Lavia, incluidas en la Red Natura 2000 y consideradas zonas LIC, cuentan con numerosas extensiones boscosas de pino carrasco mezcladas con carrascas en las zonas altas y quejigos en las umbrías.

El Enológico consta de una sola ruta de 13’50 km. Este sendero discurre por la sierra de la Lavia y Valle del Aceniche, zona en la que se ubican varias bodegas. En este caso, el enfoque de esta actuación viene a mostrar la riqueza Enológica del municipio, ya que el turismo del vino o enológico se ha convertido en un factor de desarrollo económico territorial, que une la cultura enológica y la gastronomía con la puesta en valor del patrimonio paisajístico y arquitectónico de las comarcas vinícolas, creando un producto turístico singular: las rutas del vino.

El acondicionamiento de los senderos se ha llevado a cabo a través del Servicio Público de Empleo Estatal mediante la contratación de trabajadores desempleados agrarios para la realización de obras y servicios de interés general y social. Se han contratado seis peones agrícolas durante 3 meses con un coste de mano de obra de 30.115,31 euros, de los cuales 29.408,87 corresponden a la subvención del S.E.P.E. y el resto a la aportación municipal.

Las obras realizadas han mejorado la cualificación de los trabajadores agrícolas en la realización de labores de conservación y adecuación de masas forestales, sendas y caminos para actividades de ocio, práctica deportiva y turismo sostenible.