Las Concejalías de Seguridad Ciudadana, Obras y Servicios y Medio Ambiente, dirigidas en el Ayuntamiento de Cehegín por Joaquín López Carreño, Ismael Abellán García y María José Martínez Verdugo, respectivamente, han presentado ante los medios de comunicación lo que será, en los sucesivos días en el municipio, una campaña de concienciación para la convivencia entre personas y mascotas, centrándose sobre todo en la necesidad de que los dueños adopten una postura responsable en la recogida de los excrementos de sus perros. Los Concejales han mostrado “la preocupación de este Equipo de Gobierno ante el malestar de los vecinos los cuales nos trasladan sus continuas quejas ante esto hecho. Y sobre todo por el deterioro de la imagen de nuestra ciudad”.

Las Concejalías de Seguridad Ciudadana, Obras y Servicios y Medio Ambiente, dirigidas en el Ayuntamiento de Cehegín por Joaquín López Carreño, Ismael Abellán García y María José Martínez Verdugo, respectivamente, han presentado ante los medios de comunicación lo que será, en los sucesivos días en el municipio, una campaña de concienciación para la convivencia entre personas y mascotas, centrándose sobre todo en la necesidad de que los dueños adopten una postura responsable en la recogida de los excrementos de sus perros. Los Concejales han mostrado “la preocupación de este Equipo de Gobierno ante el malestar de los vecinos los cuales nos trasladan sus continuas quejas ante esto hecho. Y sobre todo por el deterioro de la imagen de nuestra ciudad”.

Para ello, los Concejales han presentado un folleto, encabezado con el lema, “Que tu mascota no deje huella”, que se difundirá en los próximos días para el público en general, en el que se recuerda que “se necesita una actitud responsable por parte de los propietarios de los perros o personas que los pasean y ser conscientes de la obligación que tienen de recoger los excrementos de su perro”.

El hacer caso omiso de esta obligación lleva, han recordado los ediles, una posible sanción de hasta 750 euros, según la Ordenanza Municipal de Seguridad Ciudadana, que regula este hecho. Además, conlleva otra serie de problemas de perjuicio para la sociedad en general. Así, han puntualizado, que el abandono de excrementos puede crear problemas sanitarios con un peligroso potencial de contagio para los más pequeños; otro de seguridad, en el que puede haber riesgo para la integridad física de los ciudadanos, pudiendo ocasionar caídas y deslizamientos; también higiénicos, porque dificultan la calidad en la prestación de los servicios de limpieza municipales, así como también estéticos, porque deterioran nuestro entorno y la imagen de nuestra ciudad.