JAIME PARRA

Como de «economía de guerra», así ha definido José Rafael Rocamora, alcalde de Cehegín, la situación económica del Ayuntamiento.

En una rueda de prensa en la que le han acompañado los concejales Maravillas Fernández y Ismael Abellán, ha invitado a los vecinos de la localidad a acudir el 24 de julio a la Casa de la Cultura a las 20:00 horas a un acto donde expondrá las cuentas del Ayuntamiento y responderá a sus preguntas y dudas.

Para octubre o noviembre se espera que los servicios jurídicos del Ayuntamiento, que lleva la empresa AKAL, realicen la auditoría a la que se comprometió en campaña electoral, una auditoría, ha señalado, que no se puede encargar a otra empresa porque su coste, entre 30.000 y 50.000 euros, no lo puede pagar el Ayuntamiento.

Además de comparar los gastos del equipo de Gobierno actual con los del PP, ha adelantado algunas de las cifras con que se ha encontrado: en primer lugar: «tardaríamos 10 años ahorrando 600.000 euros cada año para pagar la deuda del auditorio, cuando ahora mismo gastamos más que ingresamos. Según datos del interventor, en 2014 gastamos 848.000 euros más de lo que ingresamos».

Deuda del Ayuntamiento

Con los primeros datos económicos en su poder, José Rafael Rocamora ha explicado que el Ayuntamiento, a 12 de junio de 2015, le debe a las entidades financieras más de 12.800.000 euros; además de más de 4.000.000 de euros a otras administraciones, principalmente a la Comunidad Autónoma, sobre todo por la segunda fase del auditorio aún no comenzada. «Entre 2008 y 2009 ingresó el Ayuntamiento de la Comunidad Autónoma para la segunda fase cerca de 3.500.000 euros. ¿Dónde está ese dinero? Si no se ha construído, supuestamente debería estar en una cuenta bancaria. No digo que nadie se lo haya llevado, eso tendrá que decirlo la auditoría. Pero sí que han arruinado el municipio para muchos años». 

El Ayuntamiento, además de a la Comunidad Autónoma y a las entidades financieras, pidió un préstamo de otros 3.000.000 de euros para pagar su parte del Auditorio. «Se han gastado más de 6.700.000 euros el Ayuntamiento del PP para funcionar día a día. Si este Ayuntamiento fuese una empresa que cerrara el día de mañana, tendríamos que hacer entre todos los cehegineros una derrama de cerca de 17.000.000 euros».

Por último, ha indicado que el Gobiero de José Soria quería dar un clima de normalidad que no se corresponde con los números. «El desgobierno ha sido total y absoluto, en el terreno económico pero también administrativo».

Soluciones

El Equipo de gobierno socialista, en palabras del alcalde José Rafael Rocamora, ha explicado que se encontraban en el dilema de «continuar la política fácil, subvencionarlo todo, decir que sí como si no hubiera mañana o tomar algunas medidas impopulares que luego agradecerán las generaciones futuras».

Ha declarado que en cuatro años va a resultar imposible pagar toda la deuda y que tanto el Ayuntamiento como los cehegineros tendrán que hacer un esfuerzo económico «si no queremos continuar este camino hacia el abismo hasta que reviente todo y tenga que intervenir como en otros pueblos el Ministerio de Hacienda». Ha señalado sus primeros pasos: un presupuesto en 2016, real, ajustando los ingresos («no inflar los ingresos para ajustar los gastos») y una reunión inmediata con el Presidente de la Comunidad Autónoma y el Consejero de Hacienda para tratar de que el auditorio, «que no lo queremos, no estaba en nuestro programa», pueda convertirse en residencia y abaratar la deuda con la Comunidad Autónoma.

Ha terminado, como empezó, invitando a los cehegineros a acudir el 24 de julio a la Casa de la Cultura para conocer la situación económica del Ayuntamiento.