JAIME PARRA

El ancestro del hombre de hoy que habitaba la Cueva negra del Estrecho de La Encarnación ya manejaba el fuego controlado. Allí se han encontrado tanto el fuego como el hacha más antigua de Europa.

Tras la visita a la excavación que tuvo lugar el pasado fin de semana, el profesor Walker, acompañado del alcalde de Caravaca, José Moreno, y del concejal de Cultura, Óscar Martínez, ha realizado un recorrido, ayudado con diapositivas, de los hallazgos encontrados en los últimos años.

Al término de su exposición, ha firmado con José Moreno un convenio para continuar las excavaciones en el futuro a este equipo de más de veinte personas en el yacimiento, junto al de la Sima de las Palomas, más importante de la región y uno de los más importantes de España.

El profesor Walker ha puesto a disposición del Ayuntamiento de Caravaca la Asociación Murciana para el Estudio de la Paleantropología y el Cuaternario para divulgar y musealizar los hallazgos caravaqueños. Esta asociación suele ofrecer charlas en el Espacio Pático de Murcia. Ha insistido la importancia de que los caravaqueños se conciencien de no dejar basura en lugares como el yacimiento ni tampoco expoliarlo.

Por su parte, el Alcalde ha agradecido la labor del profesor Walker y su equipo y ha recordado que en La Encarnación, además de la Cueva Negra, se encuentra un antiguo templo romano y Villaricos.