AYUNTAMIENTO DE CARAVACA

El Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz destina una ayuda de 21.000 euros a Cáritas para colaborar con los programas de atención social y laboral que dicha organización benéfica facilita a personas y familias del municipio en situación de vulnerabilidad.

El alcalde, José Francisco García, y la concejal de Servicios Sociales en el Consistorio, Isabel López, han mantenido una reunión con las presidentas y voluntarios de las delegaciones parroquiales para valorar la situación actual y hacer balance de las distintas iniciativas que están en marcha. Al término de este encuentro, José Francisco García, ha puesto en relieve “la importante e incansable labor social de Cáritas”, al tiempo que ha tenido palabras de agradecimiento para todos sus voluntarios “por estar cerca de la gente, escuchando con el corazón y ayudando a quien lo necesita; una labor muchas veces dura pero también gratificante”. 

El alcalde de Caravaca ha dicho que “el trabajo de Cáritas va mucho más allá del reparto de alimentos básicos a familias con falta de recursos económicos, ya que también se actúa en la promoción personal a través de proyectos de inserción social y laboral, por lo que el Ayuntamiento incrementó el pasado año la subvención municipal”.  

La labor de Cáritas en el municipio tiene como principal acción el programa de acogida y acompañamiento, que consiste en una ayuda integral a las familias. Para ello, en coordinación con la Mancomunidad de Servicios Sociales, se gestionan ayudas para el alquiler, así como otras económicas destinadas a cubrir aspectos básicos, como material escolar, transporte, pequeñas reparaciones, productos de higiene o medicamentos.

Otro de los proyectos que se desarrolla en las Caritas de Caravaca es el empleo y la formación, con itinerarios de inserción socio-laboral para personas que están en situación de desempleo, así como acciones formativas que mejoren la empleabilidad de los participantes.

Igualmente, Cáritas da respuesta también a cobertura de necesidades más básicas, como es la alimentación y ropa, a través de ayudas en especie y/o económica. Además, mantiene una tienda de ropa de segunda mano.