Con el objetivo de buscar consenso y hacer compatibles los distintos usos medioambientales y deportivos en los montes públicos, la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz convocó una reunión a la que asistieron representantes de sociedades de caza, de la Asociación para la Defensa de la Naturaleza Caralluma y colectivos de deportistas.


Con el objetivo de buscar consenso y hacer compatibles los distintos usos medioambientales y deportivos en los montes públicos, la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz convocó una reunión a la que asistieron representantes de sociedades de caza, de la Asociación para la Defensa de la Naturaleza Caralluma y colectivos de deportistas.
En la reunión también participó Fernando Galán, jefe de servicio de Diversificación de Economía Rural de la Dirección General de Desarrollo Rural y Forestal de la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente, organismo competente en esta materia.
En concreto, la zona del término municipal donde se ha generado un conflicto de intereses se conoce como el coto de ‘Los Enebrales’, que comprende una superficie de unas 1.700 hectáreas y está formada por los montes públicos de ‘La Barquilla’, ‘El Nevazo de Abajo’, ‘Cueva Valero’ y ‘Los Enebrales’.
El concejal titular del área de Medio Ambiente, Enrique Fuentes, ha explicado que la intención de este primer encuentro es que el Ayuntamiento medie entre los distintos tipos de usuarios de los espacios naturales y la Dirección General de Medio Ambiente, que es el organismo competente en esta materia. “Lo razonable es fomentar el diálogo entre usuarios y las administraciones para llegar a acuerdos, siempre conforme a la normativa vigente y con la premisa del respeto al medio ambiente”, ha puntualizado.
En este sentido, Fuentes ha recordado que “hay una sociedad de cazadores que tiene la concesión de coto de caza mediante concurso público, pero también existen una serie de ciudadanos que tienen su derecho a hacer uso del medio natural y más si tenemos en cuenta que se trata de montes públicos, localizados a poca distancia del casco urbano”.
El Ayuntamiento de Caravaca ya dio traslado en abril del pasado año a la Dirección General de Medio Ambiente de la Comunidad Autónoma de una moción, presentada por el Grupo Municipal de Socialista y respaldada por el resto de grupos políticos, en la que se solicitada a la Dirección General de Medio Ambiente que revisara las explotaciones y adjudicaciones de caza concedidas en los citados montes, incluidos en la Red Natura 2000.
En la reunión celebrada en el Consistorio caravaqueño, además de componentes de sociedades de cazadores y de la Asociación para la Defensa de la Naturaleza Caralluma, participó la Plataforma de Asociaciones de Naturaleza Pladenat, un colectivo que congrega a más de una treintena de asociaciones y clubes deportivos de montañismo, ciclismo de montaña (MTB), senderistas, alpinismo, atletismo, orientación, espeleología, barranquismo y corredores de montaña.