AYUNTAMIENTO DE CARAVACA

El Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz ha celebrado una Junta de Gobierno Local para valorar y poner en marcha medidas extraordinarias y de carácter temporal para prevenir y contener la evolución de la pandemia del municipio.

Tras las misma, el alcalde, José Francisco García –junto a los portavoces de los grupos del equipo de Gobierno,  José Carlos Gómez y José Santiago Villa, así como por el pedáneo de Archivel, Francisco Javier López- ha dado cuenta de las mismas y ha ofrecido los datos en cuanto a incidencia del coronavirus facilitados esta misma mañana por los responsables del Área IV de Salud, a los que agradece su colaboración para mantener puntualmente informada a la población.

El momento excepcional requiere de medidas excepcionales que vamos adoptado cada semana dentro de nuestras limitadas competencias municipales, conforme vemos la evolución inestable de la pandemia en toda España y también en nuestro territorio”, ha destacado el alcalde, si bien ha vuelto a realizar un llamamiento a la máxima colaboración ciudadana porque “no podemos olvidar que, en estos momentos, la principal medida para prevenir es la responsabilidad individual. Con nuestro comportamiento no solo protegemos nuestra salud, sino la del resto de la sociedad”.

En cuanto a los datos del municipio transmitidos al Ayuntamiento a día de hoy, lunes 31 de agosto, el casco urbano permanece estable con 34 casos y en las pedanías los afectados se elevan a 15, siendo 12 de ellos vecinos de Archivel.

Medidas municipales

Aunque el control sanitario permanece actualmente garantizado por el sistema público de salud, con un refuerzo del punto del COVID-19, dado el crecimiento detectado por el área IV en Archivel, se recomienda encarecidamente a toda su población que evite las reuniones sociales y limite los desplazamientos fuera de casa a lo estrictamente necesario. Además el mercado en esta población queda suspendido inicialmente por un periodo de 15 días y se recomienda a los locales de hostelería que solo hagan uso de la zonas exteriores.

Por otra parte, la Policía Local inicia controles de paisano en parques y otros espacios públicos para evitar que se sobrepase el número permitido de concentración de personas y garantizar el respeto de las medidas de protección.

Igualmente, se intensifican las inspecciones en todo tipo de locales de hostelería para velar por el cumplimiento de las normas dictadas por las autoridades sanitarias. En este sentido, cabe recordar que el impuesto por ocupación de vía pública en hostelería no se cobra desde el inicio de la alerta sanitaria y en los establecimientos donde es posible se sigue flexibilizando el espacio mediante ampliación de metros para facilitar la distancia entre mesas.

Desde la pasada semana está en marcha el refuerzo del Plan de Desinfección en vía pública, tanto en el casco urbano como en las pedanías, con servicios a pie y maquinaria con tractores de agricultores y vehículos de las brigadas municipales con atomizadores. Estas labores se suman a las tareas que se llevan a cabo de forma continuada y progresiva en exteriores de servicios esenciales y en zonas sensibles desde el comienzo de la alerta sanitaria. El dispositivo actúa en calles del casco urbano y pedanías, urbanizaciones y polígono industrial.

Dentro de las medidas valoradas en la Junta de Gobierno Local, previa coordinación con los responsables de todas las concejalías, se ha acordado acordonar las zonas de juego infantiles; clausurar la temporada de piscinas municipales (anulando la prórroga de apertura inicialmente prevista),  se procede también al cierre temporal del Aula de Estudio 24 horas ‘Encarna Reinón’ y se suprime el alquiler de pistas polideportivas y pabellones para deportes de contacto con más de seis personas.

Abre la Biblioteca Municipal con el servicio de préstamo de libros y el cierre temporal de las salas de consulta y estudio de la Casa de la Cultura

El Ayuntamiento ha previsto una reducción de aforo/ratio y ampliación de grupos en la Guardería Municipal, con la creación de “grupos burbuja” estancos que no coinciden, junto a otras medidas de prevención, para facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar.