AYUNTAMIENTO DE CARAVACA

El Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz ha ampliado el proyecto de restauración de la portada principal de la Basílica de la Vera Cruz para aplicar un nuevo método de limpieza que devolverá a la piedra su color original. Esta modificación conlleva un aumento de más de 42.000 euros en el presupuesto global de la actuación en la fachada barroca, cantidad que será asumida íntegramente por el propio Consistorio con cargo al presupuesto municipal.

Esta modificación conlleva un aumento de más de 42.000 euros en el presupuesto global de la actuación en la portada barroca, cantidad que será asumida íntegramente por el propio Consistorio con cargo al presupuesto municipal

Esta modificación conlleva un aumento de más de 42.000 euros en el presupuesto global de la actuación en la portada barroca, cantidad que será asumida íntegramente por el propio Consistorio con cargo al presupuesto municipal

Esta modificación ha sido explicada durante la visita que el alcalde, José Francisco García, ha realizado a las obras de restauración de las cubiertas y la portada de este edificio junto a concejales del equipo de Gobierno, la hermana mayor de la Real e Ilustre Cofradía de la Santísima y Vera Cruz, María del Carmen López, responsables de las empresas adjudicatarias, Salmer y Azuche, y los técnicos municipales que supervisan el proyecto.

“Tras realizar nuevos análisis y ensayos para determinar el método de limpieza adecuado para eliminar la capa superficial de resina existente en la piedra, las muestras concluyen que parte de la superficie blanquecina de mármol se debe a una decoloración de la propia piedra provocada por un tratamiento con ácido aplicado en las obras de los años 90 del pasado siglo”, han explicado los arquitectos técnicos municipales que supervisan la intervención, José Manuel Alcázar y José Antonio Medina.

Tras estos resultados -han añadido Alcázar y Medina- “se ha concluido que se requiere un método mecánico de limpieza mediante piedra pómez, más eficaz para eliminar la capa blanquecina, lo que permitirá recuperar el color original, los rojos y grises tan característicos de esta gran obra arquitectónica”.

Asimismo, la modificación del proyecto incluye una actuación en la zona de la fachada primitiva no revestida por mármol del XVIII, cuya piedra arenisca se encuentra en un estado de conservación que exige una reintegración y consolidación que asegure su conservación. “En esta zona se han descubierto unos elementos pétreos con formas de volutas de interés artístico para la lectura y comprensión de la fachada original que precisan reintegrarse volumétricamente y anclarse a la fábrica existente”, han añadido ambos técnicos.

Los proyectos de restauración de la fachada principal y las cubiertas de la Basílica -presentados en 2018 a la convocatoria nacional del 1,5% Cultural para la conservación del patrimonio- cuentan con un presupuesto global de 690.000 euros, de los cuales el Ayuntamiento de Caravaca aporta el 25% del presupuesto municipal del presente ejercicio de 2020.

José Francisco García ha declarado que “el criterio de los técnicos que dirigen las obras de la portada de la Basílica ha sido el de elegir este método de limpieza efectivo y a la vez respetuoso con la piedra que ha obligado a modificar el proyecto original”. García ha manifestado que “el Ayuntamiento de Caravaca está altamente comprometido con la preservación del patrimonio histórico artístico local y la modificación en el proyecto es garantía de un resultado final satisfactorio para la fachada de la Basílica, el monumento más emblemático de nuestra ciudad, que recuperará su rica policromía de mármoles rojos y negros”.

García se ha referido asimismo a la colaboración de la Consejería de Cultura del Gobierno de la Región de Murcia para realizar actuaciones complementarias en las obras, ya que «es momento de aunar esfuerzos y sumar entre las administraciones central, regional y local para acometer también la limpieza de la piedra de las fachadas laterales de la iglesia, las que corresponden a los lados Norte y Sur, que son las de la puerta de San Lázaro y la del claustro».

«Se quiere actuar en el ala Norte y en la fachada trasera, centrando los trabajos en la ventana que se abre a la zona del presbiterio de la iglesia y las ménsulas de piedra, principales elementos decorativos de esta zona del edificio, que quedaron fuera del proyecto de 1,5% Cultural. De esta forma, optimizamos recursos, aprovechando andamiaje y otra infraestructura tan costosa desplazada al lugar, según ha informado el alcalde.

En cuanto a las obras de las cubiertas del inmueble, compuestas de teja cerámica curva ‘árabe’, el proceso de rehabilitación intenta mantenerlas con sus características originales, con retejado y limpieza para eliminar los problemas existentes, reparando cornisas y aleros, con especial atención a los elementos arquitectónicos más singulares. Esta actuación tiene un presupuesto total de 409.000 euros.

La hermana mayor de la  Cofradía de la Vera Cruz ha agradecido a las administraciones que hacen posible estos trabajos de restauración y limpieza de un inmueble «que es una joya para la Región de Murcia».