E. SOLER

El alcalde de Calasparra, José Vélez, puso de manifiesto que se trata de otro ataque personal manifestando que «va venían avisando que por lo civil o por lo penal iban a terminar con nosotros, que no tienen otro objetivo», matizando que «esto es una persecución personal, llevan más de un año convirtiendo el ayuntamiento en un infierno, tanto para nosotros como para los propios trabajadores del consistorio».

E. SOLER

El alcalde de Calasparra, José Vélez, puso de manifiesto que se trata de otro ataque personal manifestando que «va venían avisando que por lo civil o por lo penal iban a terminar con nosotros, que no tienen otro objetivo», matizando que «esto es una persecución personal, llevan más de un año convirtiendo el ayuntamiento en un infierno, tanto para nosotros como para los propios trabajadores del consistorio».
Vélez puso de manifiesto que «el grupo municipal socialista no ha recibido ni una sola cantidad que no haya sido presentada en pleno».
José Vélez también cargó las tintas contra el portavoz de Ciudadanos, Jesús Alajarín de quien manifestó que «en el Partido Popular tuvieron la suerte de saber barrerlo a tiempo y se marchó a Ciudadanos, y ahora quiere dar lecciones a todo el mundo», recordando que «el también aprobó estando como concejal las asignaciones que correspondían a los grupos municipales».
Sobre el tema de las dietas explicó que «en Calasparra no hay coches oficiales, yo uso mi propio coche y lo único que cobró es el kilometraje».
José Vélez calificó el hecho como «una indecencia, una forma de atacar injustificadamente a este equipo de gobierno».
Vélez informó que pondrán toda la información a la fiscalía y advirtió que una vez archivado el caso tomarán las medidas oportunas.