Pérez de la Hoyica.
El acoso escolar, una realidad que muchos alumnos sufren día a día y que, en determinados casos, esos menores no comparten por diversas causas: amenazas, miedo, vergüenza de pedir ayuda. Anabel Montoya Sánchez, de Moratalla, licenciada en filología inglesa y profesora de enseñanza secundaria, conoce y vive de cerca esta situación que se repite a menudo en las aulas y fuera de ellas, lo que dificulta el poder detectar a tiempo cada caso.

En este libro podemos informarnos de la situación en la que se encuentra esta problemática y recapacitar sobre cómo podemos contribuir a erradicar estos comportamientos desde la familia, la escuela y las diferentes instituciones. Es preciso dar una solución y para ello se necesita la implicación de todos los colectivos que intervienen en la educación de un niño, ya sea acosado o acosador. Este texto es una gran reflexión que nos invita a trabajar, sobre una base científica, sobre un tema que desgraciadamente sigue ocupando titulares entre las malas noticias de actualidad.