Trabajadores del IMIDA

Los trabajadores del IMIDA volvemos a concentrarnos el viernes, 30 de noviembre para reivindicar soluciones a la situación en la que se encuentra el centro. Durante los más de 6 meses que duran nuestras concentraciones la situación del IMIDA no ha hecho más que empeorar.

Concentración IMIDA

Concentración trabajadores IMIDA

En una situación sin precedentes en la historia de nuestro centro, ni director, ni consejero se han reunido con los trabajadores para abordar la situación. Los dos órganos consultivos del centro, es decir, la junta asesora y la comisión científica, están siendo obviados. Además, la falta de coherencia entre las manifestaciones públicas y lo que en realidad ocurre no ha hecho más que aumentar el desconcierto entre la plantilla.

El próximo 31 de diciembre cesan de sus puestos de trabajo 53 trabajadores, lo que implica que el IMIDA se quedará sin casi el 60% de la plantilla dedicada ainvestigación. Por otro lado, el 1 de enero comienzan 13 proyectos clave para el sector agroalimentario que nacen sin personal que los ejecute. La tramitación del personal asociado a estos proyectos está sufriendo unos retrasos inexcusables, ya que el procedimiento base para cubrir el personal necesario para los mismos apenas hace dos días que inicio su tramitación, cuando hace tres años que se sabía la necesidad de los mismos. Ninguna explicación dada puede acercarse a la realidad que estamos viviendo día a día en el IMIDA.

Mientras, se ha reconocido la situación no menos precaria que vive el IMIB con la creación de 33 plazas, más la creación de la figura del gerente, que no existía hasta ahora. Nos alegramos profundamente por nuestros compañeros, pero no entendemos a qué se debe esta diferenciación. El pasado 8 de octubre, los grupos de la Asamblea Regional aprobaron una moción para la creación de 48 plazas en 3 años y el aumento de las inversiones reales en el IMIDA pero, lejos de avanzarse en este camino, se han multiplicado las trabas a la tramitación de nuevos contratos.

Una vez más, no nos cansamos de insistir en la importancia de la investigación agroalimentaria en esta región. Una vez más, saldremos a denunciar el abandono y la precariedad que sufre el centro. Y una vez más, los trabajadores pediremos dignidad y que se reconozca que el trabajo que realizamos es merecedor de una estructura digna del IMIDA que nos permita seguir atrayendo fondos externos y, por tanto, riqueza para la Región de Murcia.