Lorena Gómez Garcia – Matrona

Vita Centro Médico/www.centromedicovita.es

El embarazo es un proceso de grandes cambios a nivel biológico y psicológico, que tienen como objetivo crear las condiciones favorables para el desarrollo y la maduración del feto.
La influencia hormonal a la que se ve sometida la embarazada genera una serie de cambios morfofuncionales, por lo que adquiere una gran relevancia la Preparación Integral de la embarazada, para una finalización eficaz del parto.
La preparación psicológica, un buen acompañamiento tanto por la matrona como por su acompañante y un conocimiento adecuado sobre las posturas pélvicas condicionan un parto exitoso.
A estos factores se unen los resultados de los últimos estudios que afirman que el ejercicio mejora:

A nivel materno:
• Prevención de diabetes gestacional, preclampsia y ganancia de peso.
• Evita el dolor lumbar.
• Mantiene la condición física de la madre, reduciendo el incide de fatiga en las actividades cotidianas.
• Mejora el concepto de imagen corporal.
• Mejor función cardiovascular y el estado físico- mental.
• Evolución de partos más rápidos y con menos complicaciones.
• Rápida recuperación después del parto
• Menor número de cesáreas y utilización de fórceps.

A nivel fetal:
• Mayor volumen placentario que hace que el flujo sanguíneo y la nutrición fetal sean mejores.
• Mejora el desarrollo psicomotor del bebe
• Mejor maduración nerviosa.

Hoy sabemos que el parto es un proceso fisiológico en el que se produce un consumo medio de 200 calorías/ hora, equivalente a un corredor de maratón.
Todo esto justifica la realización de un programa de ejercicios específicos para la embarazada, entre ellos pilates y matronatación, que engloben la mejora de la condición física general y de la movilidad de las articulaciones pélvicas, para facilitar las posturas del parto.
Por lo que la matrona es el único profesional capacitado para trabajar todos estos puntos.