Mónica Sánchez, concejal del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Caravaca
Otro resultado de una política sin objetivos, ineficiente y a base de palos de ciego, que es lo que se están empeñando en demostrar a todos los ciudadanos desde el equipo de Gobierno de Caravaca, es la pérdida de 5 millones de euros de la Estrategias de Desarrollo Sostenible e Integral (EDUSI). Lamentablemente, otra vez más toca hacer una reflexión, porque es un nuevo fracaso para este gobierno socialista, que en demasiadas ocasiones repite la misma escena de oportunidades perdidas. Nuestro municipio necesita más iniciativa, más creatividad, más capacidad. Echamos en falta un acto de responsabilidad y de autocrítica, haciendo análisis de lo que ha sucedido por parte de nuestro gobierno local, lo que hubiera sido un símbolo de transparencia y cercanía, siglas que ellos abanderan.

El pasado 22 de mayo salía publicado en el BOE la concesión de las ayudas para la ejecución de la EDUSI en la Región de Murcia. La ciudad de Murcia recibió 14 millones de euros para llevar a cabo la EDUSI, un ejemplo más de una ciudad con un magnífico proyecto y una gran gestión política.
A la misma vez, nos enterábamos que en Caravaca, la EDUSI presentada bajo el título ‘Caravaca 2024, patrimonio de futuro’ no ha sido seleccionada, lo que nos entristece profundamente. Hemos dejado de percibir 5 millones que se habrían traducido en mejoras sustanciales para los ciudadanos de nuestro municipio. Las EDUSI seleccionadas se desarrollarán a lo largo de varios años mediante una cofinanciación de fondos FEDER y las entidades municipales, dentro del plan Europeo Crecimiento Sostenible 2014- 2020.
Esta batalla la teníamos perdida a tenor de los acontecimientos, puesto que sale la 1ª convocatoria de estas ayudas a finales de 2015 y el Gobierno local deja pasar esa oportunidad, no quiso presentarse, y desde el Grupo Municipal Popular quisimos dar un impulso y el pasado abril de 2016 se lleva a Pleno una moción instando al Ayuntamiento de Caravaca a elaborar una EDUSI y a que ésta se presentara a la ya 2ª convocatoria de las ayudas para su ejecución. En aquel pleno, el Gobierno local se mostró apocado y poniendo pegas a este planteamiento, incluso después de haber dejado pasar la 1ª convocatoria. No es hasta octubre, seis meses después de la propuesta del Grupo Popular, cuando deciden que sea una empresa externa y con un importe de 17.900 euros + IVA, la que elabore la EDUSI para presentarla a la 2ª convocatoria, cuyo plazo concluía a mediados de diciembre. Tan sólo restaban dos meses, que parecen muy insuficientes, para desarrollar una estrategia de tal magnitud que debía recoger cuál será en los próximos años el desarrollo urbanístico de nuestra localidad, teniendo en cuenta diversos factores: sociales, económicos, demográficos, medioambientales, etc. Todo ello girando en torno a nuestra principal seña de identidad, que nos hace únicos y referentes a nivel regional y nacional, nuestro Año Santo.
Presentar un proyecto acorde a estas circunstancias, no es tarea fácil. Una actitud a medio gas, una intención mediocre y un contrato en el último momento no son los mejores aliados para la consecución de este objetivo.
Es necesario recordar que más de 39 millones de euros se repartirán entre las distintas estrategias seleccionadas de nuestra Región, en tres convocatorias diferentes. La mayoría de ese presupuesto ya se ha repartido, pero, señores del equipo de Pepe Moreno, queda una última convocatoria y deseamos desde el Grupo Popular que, por el bien de todos los ciudadanos de nuestra localidad y de sus pedanías, que a día de hoy estén abordando el problema, estén luchando por conseguir elaborar la mejor estrategia posible, pues ya dejaron pasar la 1ª convocatoria y en esta 2ª convocatoria no se contará con estas ayudas. Deben saber exactamente en qué aspectos necesitan mejorar la estrategia y lo que es más importante: tengan la voluntad y la determinación de que esto sea posible.