INMA SÁNCHEZ ROCA/Secretaria general JSRM

Hemos crecido escuchando como nos decían que seríamos la generación que se iba a comer el mundo, sin embargo, nos estamos Inma Sánchez Rocacomiendo una mierda. ¿Qué hemos hecho mal? Algunos tuvimos lo que ahora parece un golpe de suerte al poder estudiar con becas de los gobiernos de Zapatero y un pequeño esfuerzo económico de nuestros padres. Se suponía que eso nos ayudaría a vivir mejor que ellos y que tendríamos más oportunidades. Hoy esos títulos sólo nos sirven para colgarlos en el salón de la casa familiar de la que no podemos salir, ya que tener nuestra propia vivienda parece un imposible. 2014: pocos saben lo que es una beca y 3000 estudiantes murcianos han tenido que abandonar la universidad por la subida de tasas. Queremos trabajar y lo queremos hacer con dignidad. Pero sólo se nos ofrece precariedad y sueldos de miseria, ser mileurista ha pasado de ser una situación puntual a lo máximo a lo que se puede aspirar. A este ritmo terminaremos firmando contratos de trabajo por minutos. Y es que «trabajo», siempre tiene que ir acompañado de «dignidad», pues los esclavos que construyeron las pirámides también tenían trabajo. El empleo no es un fin en sí mismo, es un medio a través del cual desarrollar un proyecto de vida, si no cumple esta función de poco sirve. 2014: tener empleo no te salva de la pobreza. La emigración era un viejo cuento, nuestros abuelos cogieron sus maletas y se fueron a buscar un futuro que en su país se les negaba. Sus fotos en blanco y negro de aquella época, hoy tienen color y las cuelgan los amigos que tenemos lejos en el facebook. 2014: 90 murcianos al mes abandonaron la Región. Se acerca el invierno, y con él los resfriados y gripes. Ya que todo sea eso, porque si la cosa es más delicada, sólo nos salvará una buena tarjeta de plástico y no es precisamente la del servicio murciano de salud. 2014: los jóvenes mayores de 26 años que no hayan cotizado son expulsados de la sanidad pública. Sin duda algo está mal, y es el gobierno de derechas, que está conviertiendo esta sociedad en una jungla de desigualdades y miserias, de la que ya no nos vamos a poder ni quejar tras la aprobación de la ley mordaza. No voy a negar la recuperación de las macroeconomías, pero es que esa no es la que nos interesa a la gente normal. Mi gente, nuestra gente, no comemos de los rendimientos del IBEX35, si no que lo hacemos del sudor de nuestra frente. Por eso que no nos hablen más de crecimiento; los países de los petrodólares también crecen y no progresan, ¿por qué?, porque no hay progreso sin igualdad de oportunidades ni Estado del Bienestar, y esto es lo que se ha cargado el PP. No le encuentro una respuesta a lo que los jóvenes hemos hecho mal para merecernos este 2014 de recortes en derechos, libertades y calidad de vida a la que nos está condenando el Partido Popular, pero sí tengo claro algo que podemos hacer bien, muy bien en este año 2015: echarlos.