PSOE CARAVAA

El candidato del PSOE a la presidencia de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, Diego Conesa, y el alcalde, Pepe Moreno, visitaron la fábrica de Postres Reina y se reunieron con representantes de la asociación de empresarios del calzado de Caravaca de la Cruz y con la empresa de ambulancias Martínez Robles.

Conesa destacó el ejemplo de la empresa caravaqueña Postres Reina que asegura, mediante convenio, el trabajo estable y reconoce los derechos laborales igualitarios entre hombres y mujeres.

El líder socialista afirmó que cambiará el rumbo, sustituyendo un modelo productivo agotado de la Región por otro más dinámico que genere trabajos cualificados, seguros e ingresos justos. “Para ello, cambiaremos de rumbo, sustituyendo un modelo productivo agotado de la Región por otro más dinámico que genere trabajos cualificados, seguros e ingresos justos; que recupere la negociación colectiva y ponga el foco en las personas con más dificultades, estableciendo condiciones para que la conciliación de la vida laboral, personal y familiar no sea un impedimento”, ha añadido.

En este sentido, Diego Conesa ha asegurado que pondrá en marcha un plan regional por un trabajo digno que implique cambios normativos y en las políticas, y sobre todo, un cambio cultural en el modo de entender el empleo en una sociedad justa y moderna, que permita a trabajadores y trabajadoras ser beneficiarios de la recuperación económica y mejorar sus condiciones de vida.

Además, el PSRM impulsará un gran acuerdo regional con los agentes sociales para promover la creación y estabilidad en el empleo; el incremento salarial; la mejora de la cualificación; medidas de igualdad de género; seguridad y salud en el trabajo, y la lucha contra la economía irregular.

Diego Conesa ha indicado que también promoverá la equiparación salarial de la Región de Murcia con la media española, de la que nos distanciamos en más de 200 euros mensuales. “Cuando sea presidente, estaré siempre de la mano de todas aquellas empresas que apuesten por mejorar las condiciones económicas y laborales de los trabajadores. Mejores sueldos suponen mayor capacidad adquisitiva y de compra. Eso reactiva la economía y supone, a largo plazo, unas mejores cotizaciones a la Seguridad Social y futuras pensiones”, ha concluido.