CARM

El Consejo de Gobierno, a propuesta de la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca, Medio Ambiente y Emergencias, ha aprobado un Decreto Ley de medidas fitosanitarias excepcionales y urgentes para la gestión de los restos vegetales generados en la propia explotación mediante quema controlada in situ, para evitar la proliferación y dispersión de organismos nocivos en la Región de Murcia.

La norma da respuesta a un problema acuciante para el sector agrícola y tiene el objetivo de regular los condicionantes que deben concurrir para la autorización individualizada de la utilización del método de la quema de restos vegetales agrícolas o silvícolas procedentes de la poda u otras operaciones de cultivo generados en una explotación. El decreto tiene en cuenta aspectos como la sanidad vegetal y control de plagas, al tiempo que garantiza la protección del medio ambiente y de la salud pública.

Para llevar a cabo la quema controlada de restos de poda, el interesado deberá presentar a la Dirección General de Agricultura, Industria Alimentaria y Cooperativismo Agrario, y con un plazo mínimo de un mes previo a la quema, una solicitud acompañada de un informe técnico, para poder recibir la correspondiente autorización.

Tras el visto bueno autonómico deberán comunicar al Ayuntamiento del municipio donde se ubique la explotación agrícola la autorización de la Consejería para la adopción, en su caso, de medidas complementarias en materia de protección contra la contaminación atmosférica y de protección de la salud, cuando la quema pueda afectar a la población por su proximidad.