E. SOLER

Celia Flores llega a Caravaca de la Cruz presentando su último trabajo, ’20 años de Marisol a Pepa Flores’, un homenaje a quien ha sido su mejor maestra, En directo, con sus músicos con temas legendarios, grandes canciones de oro de lo mejor de la historia de nuestra música pop, canciones que forman parte de la vida de varias generaciones ahora revisadas y actualizadas en un fantástico disco y fieles al espíritu de Marisol o Pepa Flores, y que son el extraordinario repertorio de su emocionante show.

Celia Flores

Celia Flores

El concierto tendrá lugar el próximo 13 de julio en la explanada de la Basílica de la Vera Cruz, a partir de las 22 horas.

En primer lugar, ¿cómo nace la idea de hacer un homenaje a tu madre?

La idea era recurrente en la cabeza de Paco Ortega, que ha sido el productor y director del proyecto. Al dedicarnos los dos a la música y contar con este repertorio tan rico en letras y música, y, al ser mi madre, siempre lo tuvimos en la cabeza. Cuando empecé quizás no fuera el momento de abordarlo, pero ahora decidimos llevarlo a nuestro terreno y retomar esas letras con otro enfoque más de nuestros tiempos, en definitiva contándolo a nuestra manera.

¿Qué nos encontramos en el disco y sobre todo cómo fue la selección de temas, porque debió de ser muy complicado?

Hacer la selección fue complicado, ya que es un recorrido por esos veinte años de carrera, y realmente en lo que nos basamos fue en que temas no podían faltar en este disco, porque hay muchísimos temas que son joyas y que se han tenido que quedar fuera. Luego para el directo hemos adaptado algunos de ellos para que no falten en el directo.

Hace once años que junto a Paco Ortega publicaste tu primer trabajo, ¿cómo ha ido evolucionando tu carrera?

La verdad es que muy bien, conocía personalmente a Paco hace unos trece años y durante este tipo he realizado multitud de cosas. Empecé grabando con él, luego estuvo con la compañía de mi padre, más tarde grabé otro disco por mi cuenta en solitario. Además he realizado muchos otros proyectos y colaboraciones con otros artistas y la verdad es que a día de hoy intento seguir creciendo. Ha sido un aprendizaje constante desde el principio y creo que me queda seguir aprendiendo mucho, así que tengo que seguir aprovechando el tiempo.

¿Cómo fue el momento cuando una se planta delante de su madre, en este caso Pepa Flores y le dice “mamá quiero ser cantante”?

La verdad es que nunca se ha dado ese momento de decir ‘Mamá quiero ser cantante’, porque cuando uno está en su casa y empieza a cantar desde pequeño de forma natural, lo ves como otra forma de expresarte y algo que está innato en mi forma de ser, nunca llegó ese momento de ‘mamá quiero ser artística’ (entre risas).

Fue una cosa tras otra, comencé en la federación de Peñas a dar cursos, luego hice un mini concierto, hasta que un día por casualidad acompañé a mi hermana que estaba grabando un disco de mujeres de cine en el estudio de Paco Ortega, allí me puse a cantar y surgió la idea de grabar una maqueta. En ese momento comenzó a surgir todo poco a poco.

Por cierto ¿qué dijo cuando escuchó el trabajo?

Muy contenta y agradecida, ella pensaba que iba a salir de una manera, pero lo escuchó tranquilamente se dio cuenta de que lo habíamos hecho con todo el amor y el respeto del mundo.

Además de ser un disco donde hasta el último detalle está muy cuidado, así que la verdad es que le encantó. Vienes a la explanada de la Basílica, un lugar muy mágico, ¿conocías ya el lugar?

La verdad es que no lo conocía, pero estoy deseando ir. He visto un poco por internet y el lugar se ve maravilloso. Tengo muchas ganas de llegar a Caravaca y poder ver la explanada y la Basílica en persona.

Y ya por último Celia, además de presentar el trabajo, ¿tenemos ya algún otro proyecto en mente?

Estamos trabajando en un nuevo disco, ya tengo algunos temas grabados que estamos terminando de darle forma. Si Dios quiere para septiembre saldrá un nuevo trabajo con su vidioclip. En este nuevo trabajo regreso a mi tono un poquito más aflamencado del principio, dejando el repertorio de mi madre tranquilo y reposando. Ha sido una experiencia increíble y ahora tengo que seguir mi camino.