ISABEL SORIANO/ESTUDIANTE DE BELLAS ARTES

Como caravaqueña enamorada de mi tierra, de su tradición, y, no hace falta decirlo, de la Stma. y Vera Cruz de Caravaca, debo decir que me encuentro totalmente emocionada con el proyecto `La Puerta del Alma ́ por Jaume Plensa para la basílica.
Creo firmemente en la propuesta por el trasfondo de su simbología, una manera única de unir arte y devoción.

La Puerta del Alma de Jaume Plensa

La Puerta del Alma de Jaume Plensa

Debe de ser para todos nosotros un privilegio que un artista como Jaume se haya fijado en la grandeza de nuestra Cruz, y que con tremenda devoción y sensibilidad haya creado esta obra, que sin lugar a duda será el proyecto artístico más importante que se lleve a cabo en Caravaca de la Cruz. Ampliando exponencialmente el carácter internacional de nuestra Cruz.

Una obra de estas características trascenderá generaciones, aumentando nuestro patrimonio a un nivel incalculable, tanto, que ahora mismo no podemos llegar a ver el impacto cultural que la propuesta provocará en nuestra tierra. Pues con actuaciones como esta, nuestro pueblo no solo ejemplifica el sentir de hermandad, característica distinguida de sus gentes, sino que mostrará al mundo que nuestro carácter está a la vanguardia quedando comprometido con el avance de futuro que requiere, desde cualquier perspectiva, la mirada contemporánea.

Me atrevo a explicar la importancia del arte en nuestra historia y en nuestras vidas, siendo ésta el reflejo de la cultura humana y la única que tiene el privilegio de contar la historia de manera intangible a través de los siglos. Su función es la de contar y transmitir emociones, y la de nosotros, facilitar que se lleve a cabo.

Esta gran oportunidad nos presenta un tiempo de cambio, y para ello debemos entender el arte contemporáneo como nuestro tiempo. Debemos crecer y evolucionar como sociedad para dejar a la historia seguir su curso.