FICCIONES Y FUENTES

JENNIFER FUENTES

Mucha ha sido la tinta que ha corrido alrededor de la literatura juvenil y de los jóvenes: “los adolescentes ya no leen”; “la literatura juvenil es peor que la Literatura con mayúsculas, que escriben los escritores de verdad”; “cualquiera puede escribir una novela juvenil”. Aunque estas afirmaciones son bastante comunes, son falsas y se basan en el prestigio y elitismo. Así que, para demostrar una vez más que los jóvenes sí leen y que los libros de su mesilla son interesantes, diversos y profundos (cuando es lo que se busca) os dejo aquí algunas novelas que cualquiera, pero especialmente los adolescentes, puede disfrutar.

El sol y la mentira

El sol y la mentira de Iria G. Parente y Selene M. Pascual es una montaña rusa perfectamente estructurada y cronometrada. Nos presenta un mundo de ciencia ficción donde la sociedad se divide en “familias” basadas en los dioses griegos, donde cada una se especializa en un tipo de trabajo: los Afrodita trabajan en la industria de la moda, los Dionisio en la prensa rosa y los espectáculos… y los Zeus gobiernan el universo y sus distintos planetas. Puede parecer un mundo muy distinto al nuestro, pero, sin embargo, está mucho más cerca de lo que pensamos. Al final, de lo que nos habla este libro más allá del amor y de lo actuales que pueden llegar a ser mitos como el de Eros y Psique o el de Ícaro, es el poder de las redes sociales. 

Rojo, blanco y sangre azul

Rojo, blanco y sangre azul de Casey McQuiston nos trae lo mejor de las comedias románticas en un solo libro: una historia de amor, referencias a la “cultura pop” y muchos, muchos enredos. Aunque teniendo en cuenta que la trama consiste en el romance entre el hijo de la presidenta de Estados Unidos y el príncipe de Inglaterra… era innegable que iban a surgir muchos problemas. No obstante, hay mucho más que momentos cómicos o románticos, puesto que, ante nosotros, se nos muestran realidades sociales tan duras como el racismo o la homofobia.

Fangirl

Fangirl de Rainbow Rowell nos lleva al primer año de universidad, un primer año de universidad muy estadounidense, sí, pero en el que cualquiera puede verse reflejado: gente nueva, compartir habitación, más gente nueva, eventos de todo tipo y condición, alijo de comida de supervivencia en tu cuarto, trabajos individuales y trabajos en grupo… Pero Cath, la protagonista de esta novela, nos señala algo más que lo evidente. Ella es introvertida y tiene ansiedad, su padre es bipolar, su hermana gemela ha decidido unilateralmente que dejen de ir a todas partes juntas y comienza también a perder el rumbo. Y Cath… tiene miedo. Tiene miedo de que los demás se rían de ella, tiene miedo de volverse loca como su padre y tiene miedo de que no la quieran. Su único refugio es la literatura, pero no la que lee, sino la que ella escribe en una página de fanfics sobre su saga favorita. Así que Fangirl, en realidad, trata sobre ese primer año donde todo cambia y donde, con un poco de suerte, consigues entenderte un poco mejor y crecer frente al miedo que te inmoviliza. Pero también es sobre convivir con enfermedades mentales, con trastornos y con traumas que dejan siempre una cicatriz.

La hija de la bruja

La hija de la bruja de Yolanda Camacho es la novela con la protagonista más joven, de doce años, y también la más fantástica. Aroa, que se ha mudado desde la ciudad a un pueblo lejos de allí, con un bosque y muchas leyendas, se esconde en sus pequeños juegos y rituales para contrarrestar el acoso que vive en el colegio, donde todo el mundo se burla de ella y la llama Sadako o bruja. Ante esta situación, cada vez más insostenible, la muchacha encuentra una válvula de escape, la casa de la bruja, donde dicen sus compañeros de clase que debería vivir. La curiosidad es implacable y termina acercándose a esa casa en el bosque, lo que la llevará a descubrir mucho más de lo que jamás hubiera imaginado. Con un aire a La historia interminable, pero con identidad propia, entreteje durante la trama temas como el acoso escolar, la vida en los pueblos o las rencillas y nuestra relación con el pasado.