Pedro Antonio Hurtado García

Sentarse junto a Antonio Jesús Martínez García, es hacerlo, por este orden, con un amigo, con el hijo de un compañero de trabajo que acabó, como no cabía otra opción, en él, convirtiéndose en amigo para siempre, aunque “nos fallara” al abandonarnos a una edad que no es para ausentarse, pues había inaugurado tres meses antes su medio siglo de existencia. Cuesta escribir y mucho más olvidar, como le ha ocurrido, pero ha superado con tenacidad, fuerza y compromiso consigo mismo, el propio Antonio Jesús que, además, actualmente, se ha convertido en artista de relieve, que presenta libros, que acude a ferias, que firma ejemplares, que goza de prestigio, que apunta alto y que nos va a brindar unos textos excepcionales que conformarán su firme y seria trayectoria hacia el estrellato literario, además de ser músico profesional e integrante de una familia en la que sus cuatro miembros, padre, Juan; madre, Juana Dolores; hermana, María, y a él mismo, “le salieron los dientes” perteneciendo a la Banda de Música de Calasparra. No esperamos nada diferente, de él, como escritor. Y así se prepara y se forja para no defraudar, en primer lugar, a ese padre que no olvida y por y para el que se encierra llenando cuartillas de contenidos documentados, perfectamente concebidos, claramente asumidos y razonados con argumentos propios de un veterano de la pluma, a pesar de sus, ahora, cumplidos y jóvenes 25 años, pues este calasparreño nació el día 8 de abril de 1994.

Portadas de 'Por ti' y 'Sin ti', sus dos voluminosos libros

Portadas de ‘Por ti’ y ‘Sin ti’, sus dos voluminosos libros

Lleno total.- “Por ti”, su primer libro, con 748 páginas, fue presentado el día 2 de junio del pasado año, en el “Auditorio Municipal de Calasparra”, en un acto en el que los asistentes respondieron como la ocasión requería y, pese a presentarse en una tarde intempestiva en lo climatológico, quedaron escasos los asientos del amplio recinto cultural.

Segunda entrega.- Nos comenta que “Sin ti”, el segundo libro, que será presentado en el mismo lugar el próximo día 26 del actual mes de octubre, a las 8 de la tarde, nace como un canto a la esperanza, una oda a la amistad y una luz que alumbra el camino, “incluso cuando todo a tu alrededor ha dejado de tener sentido”, matiza. “Dejamos a una Andrea totalmente arrasada en el final de ‘Por ti’, para generar una segunda parte que tenía que continuar esa misma estela y ofrecerle al lector el renacer de la ya popular ‘Chica de los Ojos Verdes’, demostrando que ella, como hacen tantas y tantas personas que atraviesan por momentos difíciles en sus vidas, es capaz de resurgir de sus propias cenizas, como el Ave Fénix”, aclara. Y, todo eso, nos lo cuenta en una segunda entrega que, en esta ocasión, nos brinda 835 páginas. Nos comenta que disfrutó muchísimo escribiendo esta bella historia. Y apostilla que sería un atrevimiento indicar que, incluso, más que con la primera, porque fueron procesos creadores diametralmente distintos. “Por ti” fue lo que podríamos denominar “el experimento”, porque así lo bautiza, como un juego que le apasionaba y que acabó enredando a los lectores en una historia en la que llegaban a sentirse protagonistas de la misma.

Similitudes.- “Sin ti”, por su parte, es algo fresco, actualizado, un recorrido literario que no centra tanto su andadura en la protagonista de la historia, como ocurrió en la anterior entrega, sino que, aunque los pasos de Andrea continúen manteniendo el hilo conductor de la trama principal y la base del relato, podemos descubrir mayor enriquecimiento sobre unos secundarios fascinantes que configuran el universo de la saga “Por ti”. Nos recuerda que, gracias a África, Alma, Bea, Mario y Manuel, se exploran temas en esta novela que son de una actualidad rabiosa, comparable con nuestro día a día: adicciones, homosexualidad, acoso a la mujer, diversidad y esa asignatura siempre pendiente de aceptarnos a nosotros mismos tal como somos, enmarcando la situación en ese sentimiento de camaradería, hermandad y verdadera amistad que los personajes exhibieron en el primer libro.

Apasionante.- Y así, contando y contando, es como llegamos a darnos cuenta de lo mucho que es capaz de saber, aprender y divulgar un joven de su edad que nos deja boquiabiertos con lo mucho que nos enseña, salido, todo ello, de su propia capacidad creativa, de su imaginación y de su arsenal de ideas para crear situaciones, manejar diversos ambientes y confluír en una trama apasionante que nos embriaga profundamente, a la búsqueda de un desenlace nunca imaginable con certeza. Nos aclara que, en cuanto al drama, lo hay y en gran medida, al igual que se cultivó en “Por ti”. La novela se inicia con una situación muy dramática y continúa en ese punto de partida, alternando el drama con elevadas dosis de humor, suspense e inesperadas situaciones que se fortalecen con la vuelta de personajes ya conocidos y con la aparición de nuevos participantes que lograrán, seguro, las delicias del lector. Pero queremos que sea él mismo, el propio autor, quien nos cuente más.

Amor y drama.- Y nos dice que “no podemos olvidar que toda esta saga nació como un canto al amor, magnitud que aflora con intensidad, como esa historia que, a mí, como lector, siempre me hubiese gustado leer y que tuve que escribir al no encontrarla. Podría catalogar esta novela como una historia sobre los diferentes tipos de amor y de la manera en la que pueden llegar a irrumpir en nuestras vidas. Si el resultado ya era apasionante con el triángulo amoroso formado por Andrea, Josh y Nacho, en la primera entrega, en “Sin ti” añadimos dos nuevos personajes que llegan dispuestos a transformar, todavía más, la vida de la Chica de los Ojos Verdes. Por lo tanto, amor y drama son los ejes que harán que el lector vibre, se emocione y se identifique con esta historia”.

Antonio Jesús Martínez García

Antonio Jesús Martínez García

Triple dedicatoria.- Nos recuerda que “el primer libro, como no podía ser de otra manera, estaba dedicado a mi padre, Juan Martínez Moreno. Era mi primer trabajo y, de alguna manera, quería que fuera suyo. En esta segunda parte, la dedicatoria se dosifica en tres destinatarios. En primer lugar, mi abuela materna, Eulalia, porque a pesar de que el tiempo y la vejez están arrancando sus recuerdos, ella siempre ha sido, es y será la vida que nos dio a todos, a pesar de las circunstancias. En segundo lugar, está dedicado a Paco, ‘El Monaguillo’, algo más que un compañero de trabajo de mi padre y considerado más que familia por todos nosotros. Él, ha sido, a todas luces, mi abuelo, en toda la extensión de la palabra. He crecido de su mano y creo que pocos sentimientos de cariño existen con tanta pureza como el que, él y yo, compartíamos. Cuando le entregué mi primera novela, sonrió orgulloso y, poquito a poco, devoró sus 748 páginas. Realmente, pocas opiniones han significado, para mí, tanto como la suya. Y pocos han sido tan críticos conmigo como lo fue él. Como en una triste pesadilla, nos dejó a principios de año. Su hueco no podrá ser reemplazado nunca por otra persona. Y, por eso, confío en que, él y mi padre, puedan leer las páginas de “Sin ti” desde ese glorioso paraíso que, sin duda, les corresponde. Mi gran deseo es que se sientan orgullosos de la historia que se recoge en estas páginas. La tercera y última dedicatoria, le corresponde a mi tía, María Eulalia, que más que tía, es amiga, consejera, guía, asesora, maestra y confidente. Nadie mejor que ella para saber lo importante que es, para mí, su existencia, presencia y cercanía a mi vida”.

Nuevas ediciones.- Hay que decir, igualmente, que después de tres ediciones y del éxito que cosechó y sigue cultivando “Por ti”, a partir de presentaciones tan impresionantes, cariñosas y bien elaboradas como la de Calasparra, la también magníficamente diseñada en el Casino de Murcia, después de la participación en la Feria del Libro, o encuentros celebrados con asociaciones de escritores como “Murcia Romántica”, nos matiza el autor que “merece la pena escribir historias que puedan ser compartidas con un público que sepa reconocerlas, vivirlas, sentirlas, disfrutarlas y valorarlas. El ‘hashtag’ de la novela, #AtréveteASoñar, ya es la bandera que enarbola los sentimientos que la historia es capaz de transmitir y que yo podría ostentar como lema personal. Escribir siempre fue mi sueño. Jamás pensé que podría llegar a cumplirlo de esta manera. Soy consciente de que no se puede vivir de la literatura, hoy en día, en un país como el nuestro, en el que las grandes editoriales engullen a las pequeñas y nuestra sociedad, activada como una auténtica masa, compra los libros que se muestran en el escaparate más grande y, a la vez, más poderoso. No todos podemos ser ‘Premio Planeta’, indudablemente, pero, a mí, me gusta más la literatura de sentimientos, de vibraciones e impulsos eléctricos que invaden la anatomía humana del lector, arrancándole sonrisas y generándole lluvia en los ojos. Yo me instalo en la sencillez, aunque mi literatura es, a veces, más compleja que yo mismo, pero me ‘alimentan’ los comentarios de la gente que me lee y me dice: ‘Anoche no pude dormir hasta que terminé el capítulo y, así las cosas, decidí continuar leyendo’. ¡¡¡Menuda satisfacción!!!”, concluye el joven escritor.

Soñar.- Y para acabar nos dice que “me encanta que Andrea, mi Chica de los Ojos Verdes, mi sueño, haya sido capaz de llegar a tantos corazones, de cosechar tantos amigos y de animar a otras muchas personas, no solo a que luchen por sus sueños, sino también, simplemente a soñar. Fui yo mismo el que soñó a Andrea y ella, por medio de su historia, está haciendo soñar a muchísimas personas a lo largo y ancho, no solo de España, sino del mundo entero”. Y, en su inmensa humildad, sentencia con un “no me considero escritor. Creo que soy un eterno aprendiz y que siempre se puede mejorar. Con constancia, trabajo, esfuerzo y creyendo un poco en la materia de la que están hechos los sueños, podemos ser capaces de conseguir aquello que nos propongamos. Como siempre digo, en las propias palabras de Andrea, tan solo hay que atreverse a soñar”.

Compromiso.- Leer el libro, asistir a su presentación el día 26, aplaudirle, animarle, felicitarle y empujar todos en la dirección de que Calasparra siga pudiendo presumir de un escritor con mucho presente y enorme futuro, debe ser el compromiso de todo el municipio, el Noroeste murciano, nuestra región y el mundo literario, en general. Buenos días.