JESÚS AMO PÉREZ

El naturalista y escritor Joaquín Araujo ofrecerá impartirá en Caravaca de la Cruz la conferencia “Hacia el bosque de bosques”. La conferencia del dos veces Premio Nacional de Medio Ambiente se encuadra en los actos del vigésimo aniversario del semanario El Noroeste. Será en el convento de San José el jueves 21 a partir de las 20:30 horas.

Presenta el acto el biólogo Herminio Picazo.

CONFERENCIA-JOAQUIN-ARAUJO-ELNOROESTE-20-ANOS

CONFERENCIA-JOAQUIN-ARAUJO-ELNOROESTE-20-ANOS

¿Cuándo nace su pasión por la naturaleza? ¿Qué es lo mas importante que ha aprendido de su labor alrededor de ella?

Desde casi niño sentí un gran interés casi pasión por la vida rural, por la condición de campesino, que actualmente es lo que me parece más intenso y honorable. Una rareza desde el momento en que nací en la capital en una familia de militares a lo largo de varias generaciones.

La Naturaleza me cautivó bastante más tarde con 19 años, pero le he dedicado casi todo mi tiempo profesional y no poco del personal.

Vivo como campesino emboscado en una reserva biológica de la que no salgo más que para contar lo vivido y sentido a través de todos los medios.

La principal lección que me ha dado el paisaje vivo es que nos lo proporciona todo, que es bello e inspirador, que es limpio y convivencial, que enseña a vivir e incluso a morir. Estas dos últimas lecciones son las que peor lleva nuestra civilización.

Parece que cada vez más, la sociedad está concienciada con el cuidado y el respeto a la naturaleza ¿Es realmente así? ¿Qué podemos esperar en los próximos años en materia de medio ambiente?

Sí, es cierto. La sociedad ya sabe y es consciente del formidable impacto que el sistema provoca en los sistemas naturales y sus fuentes de aprovisionamiento.

Pero no ha dado el siguiente paso: el de asumir que son también los estilos de vida particulares los que contribuyen al deterioro. Menor aún es la reacción de los máximos responsables, es decir los poderes políticos y económicos.

En cualquier caso es muy probable que nos estemos acercando a la masa crítica para que empiece un real cambio, primero del modelo energético y luego el de producción y consumo, algo que cada día más consideramos absolutamente urgente e imprescindible.

Es lo deseable porque no son pocos los excelentes científicos que afirman que no cabe esperar otra cosa que no sea un colapso de esta civilización.

Actualmente es presidente del Proyecto Gran Simio en España ¿En qué consiste este proyecto? ¿Qué objetivos persigue?

Ya no soy presidente de GRAN SIMIO, lo fui. Es uno de las profundizaciones del pensamiento ecológico en su vertiente ética más exigente.

Se trata de aprovechar el parentesco muy cercano que tenemos con los otros grandes primates para estimular al reconocimiento de que deben ser considerados también sujetos de al menos tres derechos elementales, a no morir, no sufrir tortura y disponer de lo elemental para desplegar su vida. Es un paso hacia el respeto hacia los otros seres vivos.

Podemos encontrarle en radio, en prensa, impartiendo conferencias, incluso en exposiciones de arte ¿Cuál es la importancia de la divulgación científica? ¿Qué es lo mas complicado de esa labor?

Tengo suerte. He trabajado y trabajo en todos los diferentes medios de comunicación e incluso en la totalidad de los formatos que existen. Divulgo más lo que he visto y sentido que lo aportado por los científicos a los admiro y debo tanto. Para hacer llegar al público el conocimiento científico resulta imprescindible devorar la información que proviene de los investigadores y saber traducirla a un lenguaje asequible para todos o casi todos.

La otra, la que más me importa, es decir contar lo que a uno le cuenta la Natura, transmitir tus propios valores y emociones resulta mucho más difícil y a menudo incomprendido. En cualquier caso intento ser como lo que me rodea, es decir transparente, múltiple, colorista, intenso y hasta apasionado.

Uno de sus grandes objetivos es alcanzar la condición de Fundador de bosques ¿Qué hay que hacer para conseguirlo?

A menudo he afirmado que aspiro a la noble condición de fundador de bosques. De momento he plantado 25.000 árboles, es decir uno por cada día que he vivido. Espero mantener la media hasta el último aliento. Acaso entonces se me considere un fundador de bosques.

En cualquier caso como voy a ser enterrado bajo un roble melojo de lo que estoy seguro es de que al menos sí seré parte del bosque para siempre.

Uno de sus grandes objetivos es alcanzar la condición de Fundador de bosques ¿Qué hay que hacer para conseguirlo?

Ahora mismo por el cambio climático necesitamos muchos más árboles y por supuesto no perder, como perdemos, unos 20 millones al día. La frase acaso esconda la idea más ambiciosa de la multiplicación.

Un bosque ya es una inmensidad de seres vivos y de interacciones.  Un bosque de bosques supone multiplicar la multiplicidad. De lo que seríamos los principales beneficiados, porque cada árbol en pie es un punto de apoyo para una civilización lisiada.

Uno de los grandes problemas de hoy en día es el despoblamiento rural ¿Cuál es la importancia de este fenómeno? ¿Por qué se debe de combatir?

Sin duda. Es una de las principales aberraciones del modelo de vida imperante. Se elige lo dependiente, abarrotado, insano y por tanto peligroso. La ciudad consume todo lo que procede del derredor y del mundo rural. Debería haber toda suerte de reconocimientos, no solo morales sino también económicos, hacia lo y los que les permiten vivir.

Se vacían los campos por el desprecio y la injusticia. Pero esto debe ser reversible. Afirmo que hay una España vacía porque hay otra llena de vacíos. Se trata de restablecer unos mínimos de equidad para la Cultura rural. Se debe combatir porque el humano cuando sabe cuidar de la tierra que le está cuidando es el fundamento del equilibrio ecológico. Del matrimonio entre CULTURA Y NATURA.

Contribuyó junto a Félix Rodríguez de la Fuente en la publicación de la Enciclopedia Salvat de la fauna ibérica y europea ¿Qué recuerdos tiene de esa experiencia?

Desde un punto de vista profesional supuso la gran oportunidad de mi vida. Aprendí muchísimo. Conocí mejor nuestra Natura y sus elementos. Me relacioné con montañas de científicos y otros naturalistas. Fui a casa de FRF todos los días laborables de los últimos seis años de su vida. En fin imborrable e impagable.

Para finalizar ¿Piensa que nuestra sociedad conseguirá vivir en un equilibrio beneficioso para la naturaleza?

Si no lo hace será borrada de la historia de la vida.