ANA MARÍA VACAS

La exposición de Ana López Bravo nos transmite la evolución personal a través del estudio reflexivo de la conexión entre dos disciplinas artísticas, que se ven reflejadas en su pintura con el nexo de unión de la sinestesia, término que ella misma define en su presentación como una forma de percepción por la cual algunas personas reaccionan ante un estimulo dado, no solo por el sentido receptor al este estimulo, sino por algún otro sentido el cual no es habitual que reaccione.

En nuestro desconocimiento e intentando entender su trabajo en este ámbito tan distinto en su presentación, nos vemos obligados a formarnos en este concepto e intentar observar sus obras con otra perspectiva. El primer contacto con la obra, nos muestra una pintura un tanto surrealista, pero sin embargo se puede sentir fuerza en sus trabajos y el camino de la meditación como serenidad prioritaria.

Dedica su estudio a hacer presente esta conexión en su obra entre pintura y música, donde los colores se asocian con el sonido y los silencios con el color, que nos muestra una artista diferente y sumamente interesante, sin ningún canon establecido, que se guía por su propia energía llevando a su terreno con personalidad el arte que consigue crear.

Entiende que el artista tiene que evolucionar e intentar ser uno mismo respetándose sobre todo y por encima de todo, reconoce la necesidad de mostrar la verdad autentica que nos individualiza, para alimentar al espectador que la observa y valora la naturaleza como preámbulo de su obra. A pesar de que esta misma idea ha sido reflejada por otros artistas como Kandinsky, no estamos acostumbrados a observar esta manera de expresión, pero cuando lo hacemos podemos vislumbrar las múltiples facetas del arte, y lo enriquecedor que puede resultar.

Comparto por supuesto todos estos valores básicos propios de un artista que tiene la obligación de mostrar su verdad, por encima de los gustos o modas.

Considero su propuesta muy interesante, pues depende de cada uno mostrar distintas alternativas que cubran las necesidades del artista y la posibilidad de interactuar de su público, como yo misma o cualquier artista trabaja en sus procesos de investigación dentro del arte, para conseguir abrir nuevos horizontes, dentro de este inagotable mundo en el que la diversidad es un lujo a nuestro alcance.