David Espín Serrano

En esta década, la moda de recurrir a adaptaciones Disney hace negocio en el mundo del cine. Ya sea creando versiones nuevas como la de Blancanieves y la leyenda del cazador, con continuaciones de esas viejas historias, como en Hansel yMaléfica Gretel: Cazadores de brujas, o con historias narradas desde el punto de vista de sus antagonistas, como ya pudimos ver con Julia Roberts en Mirror, Mirror, y más recientemente con Maléfica.

El problema a la hora de hacer adaptaciones de los cuentos de los Hermanos Grimm es la semejanza relativa entre película y cuento. Esta situación ha ocurrido con Maléfica, al dar el giro a la trama de La Bella durmiente con esta adaptación protagonizada por Angelina Jolie debido al cambio en la personalidad de Maléfica, ya que en el cuento es una de las hechiceras más terroríficas de los cuentos, y en la película nos muestran su lado más sensible y vulnerable.

En estos tiempos de crisis, cuando decidimos ir al cine, lo último que queremos es ver una historia en la que nos sintamos identificados con los personajes por nuestros problemas. Más bien queremos meternos dentro de la piel de un personaje que vive aventuras o tiene historias idílicas que nos hacen ver el mundo con positivismo. Esta abstracción de la realidad cotidiana nos lleva al mundo de la fantasía. Es por ello que vemos adaptaciones, la mayoría realizadas por la propia factoría Disney, en las que sus famosas películas de animación que conquistaron nuestra infancia son llevadas a una escenificación real.

Aún no ha finalizado el año 2014 y ya sabemos que para Marzo de 2015, Disney estrenará la adaptación del cuento de los hermanos Grimm, La Cenicienta, de mano del director Kenneth Branagh. Personajes animados pasan a ser de carne y hueso. Al final este tipo de cine llega a todos los públicos. Hemos crecido con esas historias que Disney nos contaba, y la mejor forma de llenar las salas es devolvernos durante unas horas a nuestra infancia. Y por si fuera poco, no hay mejor forma de adaptar este tipo de películas que con actores de la talla de Cate Blanchett, en el papel de la Madrastra, y con Helena Bonham Carter, como Hada Madrina. Estéticamente Disney no podía haber hecho mejor tráiler para este film. Una secuencia de 1:07 minutos en la que de un cristal que ocupa todo un plano, se abre camino una imagen en la que llegamos a contemplar un zapato de cristal. Con un tráiler en el que no se cuenta nada de la trama, porque ésta ya es conocida por el espectador, y no despertaría su interés, se muestra un recurso muy artístico y muy poco utilizado actualmente en el cine. Mostrar el zapato de cristal que da pie al desenlace de la historia.

Otra de las esperadas adaptaciones de películas Disney, es la de El libro de la selva, que será dirigida por Jon Favreau. Para el papel de «Mowgli» se realizaron más de mil audiciones, en las que se ha escogido a Neel Sethi. El resto de personajes serán regenerados por ordenador. La voz de Kaa será la de Scarlett Johansson. Aunque para ver en el cine esta película tendremos que esperar al 9 de octubre de 2015, fecha en la que Disney prevé su lanzamiento.

Ya más adelante, para 2016 Disney pretende estrenar Alicia in wonderland 2 la secuela de la película de Tim Burton, sin él como director, pero con la misma guionista, Linda Woolverton, que además ha sido guionista de Maléfica. En ella volverá Johnny Deep a encarnar su papel de Sombrerero Loco. Actualmente está en proceso de rodaje.