Ana María VACAS

Desde niña su primer universo evidente fue la pintura, salpicando sus primeros trabajos entre juegos y colores. Siempre supo que su destino tendría ese color, esas formas que imaginaba en su mente y que muy pronto sería una necesidad propia de su persona de la que no podría prescindir nunca.

El Olivo

El Olivo

La pintura para Eva la hace sentirse plena, no es sólo una profesión, es un vínculo con la naturaleza, con el universo y con ella misma, una filosofía de vida que modera su existencia con prioridad en lo esencial. Su trabajo irradia energía, explosión de color, rostros ancestrales, animales reales y fantásticos que te llevan a recordar el instinto primario de la expresión.
Desemboco en Altea donde realizaría los estudios superiores de Bellas Artes, alternando profundas inmersiones en escultura y fotografía, mostrando así la curiosidad propia del artista que necesita conocer otros ámbitos para llegar al que será el propio. Posteriormente demostrando continuamente su admiración por la enseñanza, realiza un Master en Murcia de formación en profesorado, que complementa en Valencia con estudios de diseño gráfico.
La necesidad de conocer la cultura precolombina, Hispanoamérica en general la derivan a aventurarse a cruzar el Atlántico, y estar cinco años viviendo y conociendo parte de America latina, donde queda enamorada de Valparaíso, ciudad representativa del arte urbano, ejemplo vivo de cultura compartida por una sociedad en la que el arte forma parte de sus vidas como el aire que se respira. Ayudada por este ambiente cordial de artistas involucrados en instituir una sociedad más comprometida, utilizando el arte como vehículo comenzando a trabajar en colegios, con un proyecto de educación artística con niños y adolescentes con problemas de inserción, en una sociedad carente de alicientes.
La sensibilidad, la destreza, el talento, la verdad que muestran sus ojos y la dulzura de su lenguaje la hacen potencialmente una artista innovadora, sobre todo en el campo de la ilustración que es con el que más se identifica en este presente; aunque todavía tiene mucho por descubrir de si misma como la mayoría de los mortales, aunque hoy día nos puede ofrecer gran variedad de obras, que va moldeando con las experiencias vividas en su atrevimiento en buscar nuevos horizontes, Reclamado a diario su trabajo por otros países que ya reconocen su potencial, es un enorme placer poder disfrutar de ella hoy día en Caravaca, no sabemos por cuanto tiempo ¿Cree usted que puede peder la oportunidad de conocer a Eva Barrilado?