LETICIA RICO

Aquí me encuentro con Fran Palacios. Componente de la Banda de Música de Calasparra, profesor de saxofón en la Escuela Municipal de Calasparra y director de la Banda Juvenil de la localidad. He querido estar con él en esta ocasión para conocerle un poco mejor y también poder informarnos sobre las próximas audiciones de diversas modalidades, que se llevaran a cabo los próximos días en las aulas de la escuela; ya que Fran es profesoFran Palaciosel director de la Banda de Música Juvenil de Calasparra, ¿Cómo y cuándo decides hacerte cargo de una banda?
Pues todo empezó hace unos seis o siete años, cuando estaba dando clases de lenguaje musical y saxofón en la escuela de música de la S.C.D Carolinas de Alicante, donde me crié musicalmente. El director titular por aquella época no pudo venir a un ensayo y me dijeron si podía dirigir el ensayo de esa tarde. Al poco tiempo me ofrecieron ser el director titular y,claro, acepte. La dirección de la banda juvenil de Calasparra vino por una propuesta de la actual directiva de la banda de música de Calasparra hace ya 3 años. El presidente, Antonio Prados y su directiva se reunieron conmigo y me hicieron la propuesta, la cual la acepte inmediatamente, porque me gustaba el proyecto que había y tenía ilusión por aportar mis conocimientos adquiridos como director a esta joven pero experimentada banda de jóvenes.
¿Cómo se estructura la Banda Juvenil?
La banda juvenil se estructura de la misma manera que la banda adulta, teniendo en cuenta que hay instrumentos que no podemos contar con ellos, pues que los músicos no disponen de ellos, pero que poco a poco vamos incorporando.También hay que tener en cuenta, que una banda juvenil es una formación musical de aprendizaje para llegar a entrar a la asociación banda de música. Formar a los nuevos músicos a tocar en grupo, a que cojan soltura con su instrumento, valoren cosas importantes como la responsabilidad, compromiso, amistad, compañerismo… Pensando que vienen a la banda por afición y tengo que poner obras divertidas y conocidas para que también disfruten tocando. Todos los años hay que pensar con cuantos músicos contamos, puesto que en la banda juvenil hay músicos que entran y otros que la dejan, bien por incompatibilidad con los estudios o bien por otros motivos.
¿Qué instrumentos te gustaría incorporar a tu equipo?
Pues como todo director de banda, queremos tener todos los instrumentos disponibles, jejeje. Pero todo depende de las circunstancias de cada agrupación y músicos disponibles, por suerte, para ser una banda juvenil, ésta es muy numerosa y de gran calidad musical a pesar de su juventud, y podemos trabajar obras de cierto nivel y pensando siempre en subir el nivel de la banda cada año.
Todas las cuerdas las tenemos completas y hace unas semanas incorporamos el requinto, que hasta el momento no teníamos quien lo tocara. Y por pedir, pues me gustaría incorporar un flautín y un fliscorno, seguro que de aquí a unos años los tendremos.

Una pregunta que teníamos especial interés en plantear… Los pasodobles taurinos de la Feria del Arroz son de reconocido prestigio en todos los ámbitos taurinos a nivel incluso nacional; siendo integrante de la banda, ¿Qué me dirías sobre ellos? ¿Alguno especial para ti?
Los pasodobles siempre son sinónimo de alegría y fiesta. Con respecto a los pasodobles taurinos pienso que son premios al torero por su faena en el ruedo. Aquí en Calasparra hay algunos que son tradición tocarlos en cierto momento, por ejemplo Gallito, del compositor Santiago López Gonzalo, el cual tocamos cuando la banda inicia su pasacalle desde el bar Pepón hasta la plaza de toros y en la vuelta al ruedo. Otro pasodoble es el conocidísimo Gato Montes, que suena en el paseíllo cada tarde de los toreros con sus cuadrillas. A la gente, por mi experiencia, le gusta mucho los pasodobles con algún solo de instrumento, tipo Nerva, Concha Flamenca, Fiesta en la Caleta, Puerta Grande… Los cuales intentamos ponerlos en el repertorio cada tarde. ¿Alguno especial para mí? Pues haciendo memoria, jejeje, recuerdo el pasodoble La Entrada, fué el primero que me aprendí de memoria con 9-10 años. Y luego hay otros que me gustan mucho como Opera Flamenca, Agüero, Cielo Andaluz, La Giralda…
Como profesor de saxofón, ¿En qué basas y como se desarrollan tus clases habitualmente?
Pues mi experiencia como profesor de saxofón me ha servido para darme cuenta que el modelo de enseñanza-aprendizaje tiene que ser flexible en las escuelas de música. Puedes hacer una programación general pero luego tienes que amoldarte al ritmo de cada alumno dependiendo sus necesidades y cualidades.
Intento que mis clases sean divertidas, amenas, suelo usar las nuevas tecnologías: vídeos, audios, playbacks para que los alumnos toquen encima, les cuento anécdotas sobre mí y otros saxofonistas.
Los próximos días se realizaran unas audiciones en la Escuela Municipal de Música de Calasparra. Háblame un poquito sobre ellas y de donde nace la idea.
Estas audiciones surgen desde la coordinación de la escuela con motivo de final de trimestre y de la Navidad, para que cada profesor monte con sus alumnos algo diferente a las clases diarias, como dúos, tríos o incluso alguna agrupación más grande. En mi caso, he querido que participen esta audición mis alumnos de primero, segundo y tercero. Dada las fechas que se aproximan, cada alumno va a tocar un villancico, así que será una audición muy navideña, y con alguna que otra sorpresa.
Decir que ha sido un lujo para mi poder contar contigo en esta entrevista. Gracias por tu disposición y colaboración cuando te la propuse. Solo me queda desearte ¡Suerte! en tu trayectoria y nos vemos los próximos días disfrutando en esas audiciones.