Clara Gil

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

JOSÉ ANTONIO MELGARES/Cronista Oficial de la Región de Murcia

El reciente estreno de la película «Ambel» en Cehegín durante el mes de septiembre pasado y la próxima presentación de «Clara Gilna y otra creación artística: Clara Gil Abascal quien, a pesar de su nacimiento en Madrid, en 1984, se siente ceheginera y ceheginerista, lugar que es continuamente para ella fuente de inspiración.

Es la menor de tres hermanos, fruto del matrimonio entre el cehegiero Alfonso Gil González y la madrileña Loli Abascal Castaño, quienes también trajeron al mundo a sus hermanos Israel y Daniel. Pasó su niñez en la capital de España, comenzando su formación en la «Fundación Caldeiro», de ideario capuchino, que ofrecía toda la actividad extraescolar que una niña de su edad podía desear, y del que tiene los mejores recuerdos.

Razones de tipo laboral trajeron a la familia a Cehegín en 1998, donde Clara concluyó la EGB y cursó la ESO en el instituto «Vega del Argos», del que recuerda a profesores como Manolo Guillén (de Matemáticas e Informática), a Merche, la profesora de Gimnasia, y a María del Mar, de Biología entre otros, optando por la especialidad de Ciencias de la Salud en el bachiller.

En la Universidad de Murcia cursó la diplomatura en enfermería (hoy grado de enfermería), habiendo desarrollado la actividad profesional en hospitales como «La Arrixaca», «La Vega», «Belén»y «La Cruz Roja» en Murcia, así como en el «Virgen de la Salud» de Alcantarilla.

Su iniciación en el mundo de la música la tuvo en su propia casa y en el colegio, aprendiendo guitarra clásica, armonía y lenguaje musical con un concertista madrileño. Con sólo diez años adquirió conocimientos de guitarra moderna en la Casa de Cultura próxima al colegio, y con 12 ya era bajista en el grupo de música andina denominado «La Oveja Maya».

Aunque se considera a sí misma autodidacta, sus primeras vivencia musicales están unidas s su propio padre y a José Luís Guerra. Ya en estas tierras ayudó a su padre en la dirección del coro «Ciudad de Cehegín». Coro tan activo en 1998 como en la actualidad, siendo el mismo que ha participado en la banda sonora de la ya referida película «Ambel». Durante sus años en el instituto participó como clarinetista en la «Sociedad Musical de Cehegín», bajo la dirección del maestro Alonso (actual director de la Escuela de Música), en cuya época se grabó un CD con marchas pasionales locales. También participó, con letra y música propias, como cantautora en conciertos benéficos de diversa naturaleza.

Ya en Murcia, simultaneó su formación universitaria con actividades diversas y también con la composición musical. En 2011 grabó el disco «Despertando la sirena» sobre un poemario de la escritora Vega Cerezo, en los estudios «Guindilla Record» de Molina de Segura, y formó grupo musical bajo la denominación de «Noin» (castellanización del número nueve en alemán, su número preferido), grupo que se prodigó en conciertos y que avaló la librería «Diego Marín», actuando en conciertos organizados en Alicante, Cartagena, Cehegín y Murcia entre otros muchos lugares.

En 2013, con la pianista Yanira Carrillo apoyó un proyecto de rock sinfónico que se presentó con gran éxito en la plaza capitalina del Cardenal Belluga así como en la plaza de toros de Cehegín, en el que Antonio Andreo es el autor de las canciones.

A raiz de su vinculación a Vega Cerezo se acercó al poeta cartagenero Antonio Marín Albalate, con quien se integró en un proyecto recitativo musical bajo el nombre «En boca ajena» en el que Yanira acompaña a Clara como pianista, proyecto que muy pronto verá la luz en Cehegín.

Como compositora de bandas sonoras para la industria cinematográfica, hizo parte muy importante de la película «El amor y otras desgracias» rodada en Alicante, y «Ambel», por encargo del director de la misma José María López, música inspirada en experiencias con enfermos terminales que le llevó tres meses ininterrumpidos de trabajo, y de la que se siente no sólo orgullosa sino también agradecida al equipo directivo, a la banda de música y al coro, así como a Fernando Ruiz, a «Guanaco» y a «Pinato» por su versión introductoria de los «Caballeros de Santiago». El trabajo para «Ambel» fue concebido y llevado a cabo para banda sinfónica y coro. La banda «Sociedad Musical de Cehegín», fue dirigida por Rafael González (de quien son parte de los arreglos), siendo grabada en la «Sala Camelot» por «Guindilla» en un solo día, tras un único ensayo la noche anterior.

De «Ambel» y su participación en el proyecto tiene los mejores recuerdos. Elogia el trabajo serio, riguroso y entusiasta del joven director, quien puso al servicio de la producción todo su esfuerzo y talento. Y elogia también la actitud del pueblo de Cehegín, unido por una buena causa, para sacar adelante el trabajo cinematográfico con tanta dignidad.

En la actualidad más inmediata se encuentra en proceso de grabación de canciones de Blas Prieto, en cuyo proyecto es arreglista junto a Carlos Rodríguez y Antonio Torregrosa, lo que simultanea con creaciones para el Museo de la catedral de Murcia.

Clara Gil, con un bagaje tan intenso a sus espaldas y un futuro prometedor en el horizonte de su vida, segura de si misma, optimista y con la ideas muy clareas sobre su porvenir, se abre camino con paso firme y seguro en el mundo de la composición, constituyendo un valor en alza, y a corto plazo, en el pentagrama musical murciano y español.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *