CIUDADANOS BULLAS

Ayer tuvo lugar la Junta General de la empresa municipal Bullas Turística que se encarga, entre otros asuntos, de la gestión del camping y casas rurales que posee el Ayuntamiento.

Se aprobaron las cuentas de 2018 con pérdidas de -8.444€, el doble de pérdidas que en el ejercicio 2017.

Ciudadanos votó en contra porque considera que una empresa municipal no puede costarle el dinero a los bullenses, más aún, cuando tras varios ejercicios en pérdidas no se ha elaborado ningún Plan Económico de Rentabilidad y Control que revierta esta situación, por lo que ayer nuestro concejal Francisco Espín solicitó a las nuevas administradoras la elaboración y puesta en práctica de manera urgente.

No se entiende que ante una disminución de los ingresos aumente el gasto en personal asalariado pasando el coeficiente del 5.95 en 2017 al 6.39 en 2018. El Psoe alegó que en otros ejercicios del pasado las cuentas fueron peores, pero no es consuelo para Ciudadanos puesto que sigue pensando que esta empresa debe serle útil al pueblo de Bullas y no al revés.

El otro punto del orden del día fue la modificación de administradores de la sociedad.

Se pasa de 5 administradores donde había representación de todos los partidos políticos a 2 administradoras del Psoe. La expulsión de la oposición de esta empresa es otro ejemplo más de la nula voluntad del equipo de gobierno de consensuar actuaciones que supongan un beneficio para Bullas y su turismo; es un claro retroceso en la transparencia de la gestión de los organismos municipales y se constata la dinámica de imposición que el equipo de gobierno tendrá durante esta legislatura y que inauguró en el pleno anterior con el incremento del gasto en los sueldos de los concejales.