CIUDADANOS CEHEGÍN

Ciudadanos quiere que Cehegín se adhiera a la Red de Ciudades Amigables con las personas mayores, “en el que sería el primer paso para elaborar un plan estratégico de envejecimiento activo”.  Así lo asegura el portavoz del grupo municipal, Jerónimo Moya, que ha registrado una moción en este sentido para su discusión en el Pleno del próximo jueves: “No queremos solo una incorporación protocolaria o una foto propagandística, sino que finalmente este plan estratégico sirva para definir las políticas municipales para nuestros mayores, que consideramos que deberían basarse en favorecer la salud, la participación y la seguridad en la vida de las personas mayores”. Según los datos del censo, mientras que el 20% de los 1.464.847 habitantes de la Región tienen más de 60 años, en Cehegín, y según el censo de 2016, este porcentaje se eleva al 24% de sus 15.321 residentes, “algo que hace imprescindible tomar la iniciativa por nuestra parte para asegurarles un envejecimiento activo y provechoso”, ha añadido Moya.


En este sentido, Ciudadanos Cehegín organizó una reunión en el Club de Pensionistas a la que asistieron representantes de distintos colectivos relacionados con los mayores, así como profesionales en la intervención social del municipio y asociaciones de vecinos, a los que se invitó a participar en la elaboración del citado plan estratégico de envejecimiento activo: “Las  aportaciones de los distintos colectivos afectados se canalizarán a través de una mesa de trabajo por crear, que creemos debe ser la que determine y acuerde las prioridades de acción. Esta mesa de trabajo deberá integrar tanto a colectivos asociativos, como a profesionales en el ámbito de la intervención social con personas mayores, asociaciones de vecinos, partidos políticos y cuantas personas o colectivos puedan nutrir de aportaciones a este proyecto, a medio y largo plazo”, ha finalizado Moya.

El programa Ciudades Amigables con las Personas Mayores es un proyecto internacional, avalado por la OMS y dirigido desde el IMSERSO, para ayudar a las ciudades a prepararse para dos tendencias demográficas mundiales, el envejecimiento rápido de la población y la urbanización creciente. El programa está fundamentado en factores medioambientales, sociales y económicos que influyen en el bienestar de las personas mayores, con el fin de mejorar y adaptar sus entornos y sus servicios a las necesidades de las personas mayores.